El libro electrónico representará el 50 por ciento del negocio editorial en 2015


El libro electrónico, Libro e o 'eBook' es ya una realidad. Así lo han afirmado expertos y profesionales del sector en el 'eForoPublidisa 2009', celebrado hoy en Madrid, en el que han estimado que para el año 2015 este dispositivo de lectura, que se comercializará en España después del verano, representará el 50 por ciento del negocio editorial.

Luis Francisco Rodríguez, director ejecutivo de Publidisa, empresa que ofrece servicios integrales a la industria editorial basada en las nuevas tecnologías destacó que "desde el año pasado el libro electrónico y el comercio electrónico en general han impactado de forma importante en el negocio del libro que va a cambiar los proyectos editoriales, la comercialización y la distribución que hasta ahora venían realizando los editores que van a tener que plantearse un nuevo modelo de negocio".

Entre las principales barreras de implantación que señalaron los profesionales de la industria editorial que acudieron al foro se encuentran la integración del canal de distribución de librerías, la llegada de dispositivos 'ereaders' que faciliten la lectura, y los hábitos de lectura de los ciudadanos, todavía acostumbrados a leer en papel así como la digitalización de fondos editoriales y la gestión de sus derechos.

EDITOR DEL SIGLO XIX

En cuanto a la posible evolución del mercado, la mayoría de lo expertos destacaron que en 2010 el libro electrónico supondrá un cinco por ciento del negocio, un porcentaje que se duplicará para el año 2013 hasta alcanzar el 50 por ciento en 2015. Los ponentes consideraron que el número de títulos que se ofertarán bajo este formato llegará al 5 por ciento el próximo año, que aumentará al 50 por ciento en 2013 llegando a convivir ambos formatos en el 100 por ciento de los títulos en 2015.

Por otra parte, señalaron que el papel del editor evolucionará hacia el de "facilitador y habilitador del contenido". Javier Celaya, fundador de 'Dosdoce.com', un portal especializado en el uso de las nuevas tecnologías en el sector cultural, y vicepresidente de la Asociación de Revistas Digitales de España (ARDE), indicó que "la figura del editor se parecerá más al modelo del siglo XIX donde el librero era editor y donde existía una relación más directa con el lector".

Manuel López, miembro de la Real Academia de Historia, indicó que gracias a la digitalización se ha logrado llegar a puntos de negocio en América Latina que de forma convencional no hubiese sido posible. También se barajó la ventaja de rescatar obras antiguas por distribución digital y que de otra forma sería muy difícil disponer de ellas.

El director de la Biblioteca de la Biblioteca Virtual Cervantes, Enrique Rubio, adelantó que dicha biblioteca se encuentra inmersa en un proceso de digitalización de fondos antiguos de universidades españolas así como de un canon literario que va desde las obras clásicas de la literatura española más señeras del siglo XVI hasta de obras exentas de derechos de autor de la segunda mitad del siglo XIX, lo que supondrá un volumen de unos 1.000 ejemplares digitalizados.

Por su parte, el director de la Feria del Libro de Sevilla, Javier López, dijo que el libro electrónico puede ser una tabla de salvación para un sector que se encuentra en una situación complicada. Ante las críticas recibidas por las reticencias y prohibiciones de las Ferias del Libro a la entrada del eBook, como la de Madrid, López se defendió argumentando que "los editores son los primeros en poner trabas a un nuevo negocio en el que todavía ven un riesgo enorme".

Sin embargo, para los profesionales el libro electrónico aportará un gran número de ventajas a la industria editorial y a sus consumidores. Entre estas señalaron el precio, que será mucho más bajo debido a la ausencia del papel y para el que se calculará no por el número de páginas sino por los Kilobytes que ocupe.

El consultor del mundo editorial José Luis Delgado puntualizó que se trata de un cambio en el paradigma de transmisión de conocimiento ya que el libro e no sólo vale para la lectura sino que también tiene aplicaciones como escuchar música, conexión a internet, almacenar otros documentos de texto, etc.

[tags]Libros Electrónicos[/tags]