El millonario negocio detrás del spam de Facebook


facebook-homeA pesar de las medidas que Facebook impone a los administradores de las páginas para "meter publicidad sin previo permiso", el negocio de los anuncios publicitarios conocido como spam continúa creciendo.

 

Un grupo de investigadores italianos liderados por Andrea Stroppa, realizaron un estudio en el que desubrieron la verdadera dimensión del contenido conocido como spam en Facebook y el negocio millonario que su distribución genera.

Gracias a la popularidad de Facebook, la compañía puede vender anuncios publicitarios en algunas de sus páginas más populares; sin embargo, existe una especie de mercado negro libre de los filtros que la red social impone a todos los patrocinadores.

Utilizando dos servidores, el estudio analizó 700,000 publicaciones de Facebook, encontrando que aproximadamente 37,000 de éstas eran spam. El análisis incluyó la búsqueda de términos comunes en este tipo de contenido como "join", "click here", "free", entre otros.

En entrevista con el sitio Mashable, Stroppa y su equipo comentaron que "al menos 20,000 publicaciones de spam son creadas diariamente en la red social".

Como parte de la investigación, Stroppa y su equipo entró a varios foros clandestinos para descubrir que el negocio del spam se basa en la venta de espacios publicitarios con precios que van desde los ocho dólares hasta los 200 USD, dependiento el número de Likes de cada Fan Page. Al final, el negocio reporta ganancias de aproximadamente 200 millones de dólares.

El problema con el spam es que éste satura la red, afectando a las compañías que pagan legalmente por sus anuncios. No obstante la política anti-spam de Facebook, el problema de la publicidad encubierta o creada por robots es uno que podría pasar de un 4% que la compañía alega que existe a un 70%, según indicó un estudio conducido por el diario The Wall Street Journal.

"Las páginas saturadas de publicidad falsa es un problema que crece sin control, lo que podría alejar a sus usuarios del sitio," asegura Stroppa. "Si nosotros pudimos descubrir tal cantidad de spam con sólo dos servidores, ¿qué no podrán descubrir (Facebook) con toda su infraestructura?," finalizó el investigador.

En contexto, con todos los problemas que enfrenta Facebook por encontrar una manera viable de lucrar con las versiones móviles de su red social, se agrega uno más que amenaza con destruir su esquema de ventas: el crecimiento del spam dentro de su estructura misma.