El móvil “lego” de Google usará una versión modificada de «Android L»


google-ara

El proyecto "Ara" de Google sigue su desarrollo, buscando lleva a la realidad la idea de un teléfono "modular": un dispositivo hecho de bloques correspondientes a las distintas partes del sistema, como la cámara, el procesador o la misma pantalla. Y aunque la idea todavía suena como lejano, lo cierto es que los avances permitirán un arribo muy pronto.

Así lo indicó Giulio Minotti, miembro del grupo "Phonebloks" y uno de los impulsores de "Ara", a través de un post en el blog del proyecto, indicando que los recientes avances en el desarrollo permiten mantener el lanzamiento comercial pensado para comienzos de 2015.

Según aseguró Minotti, los equipos de Ara usarán una versión modificada de Android L, el próximo gran lanzamiento de la plataforma móvil de Google. El software fue desarrollado en cooperación con Linaro, y gracias a este avance se podrán contar con una interesante característica: se podrán cambiar los bloques del teléfono sin necesitar apagarlo (salvo los módulos de CPU y la pantalla).

El objetivo del proyecto es que, cuando el usuario quiera renovar su teléfono, sólo compre los bloques correspondientes a la sección que desea actualizar, como la cámara, la memoria o la pantalla. Así no será necesario renovar todo el equipo, lo que permitiría más acceso a nuevas tecnologías en mercados emergentes y una reducción en la basura electrónica generada por los equipos "antiguos".

La idea del teléfono modular tomó fuerza el año pasado luego de un video publicado por Phonebloks. La idea fue recogida por Motorola, que empezó el desarrollo de "Project Ara", aunque luego de ser vendida a Lenovo, el proyecto pasó a manos de Google. Según Minotti, el primer prototipo totalmente funcional del teléfono será mostrado en una segunda conferencia para desarrolladores que se realizará en diciembre.