El nuevo procesador de Intel (Haswell) aumenta la autonomía del portátil en un 50%


intel

La próxima familia de procesadores Intel Core, cuyo nombre en código es Haswell, ofrecerá un 50 por ciento más de duración de la batería en equipos portátiles que sus predecesores chips Ivy Bridge, según destaca Intel.

 
Así lo ha manifestado Intel el pasado jueves en boca de Rani Borkar, su vicepresidente corporativo y director general del Grupo de Arquitectura. Los nuevos procesadores Haswell están diseñados para equipos portátiles y tablets por lo que asegurar un bajo consumo energético es clave. Según el directivo, esta mayor duración de la batería no vendrá acompañada de un coste en rendimiento, puesto que ofrecerán más potencia y la batería aguantará hasta 20 horas.

Haswell representa una actualización de la arquitectura base de Intel, que se renueva cada dos años y se espera Intel los lance en la feria Computex de Taipei el próximo mes.

Intel lleva hablando de las mejoras de Haswell desde hace meses.

La compañía ha depositado gran parte de sus esperanzas en un procesador que mejora la experiencia en el terreno de la movilidad, clave para la industria tecnológica del Siglo XXI.

Las mejoras del procesador permitirán duplicar el rendimiento gráfico de los portátiles y triplicar el de los de sobremesa. Además soportará la presencia de teclados y pantallas opcionales sin que ello suponga una ralentización del equipo.

Enfocado también al mercado de los tablets, los los chips reducen el consumo de energía hasta un mínimo de 7 vatios, frente a los 10 vatios de los chips Ivy Bridge.