El presidente de Take-Two defiende que los videojuegos sean violentos


gta-petit

El presidente de Take-Two cree que los juegos y otros medios no alientan la violencia en la vida real, y que los niños pueden encontrar el comportamiento explícito descrito en juegos como "Grand Theft Auto" o "Manhunt 2" en Internet o en libros.

Agencias - "¿De verdad creemos que la gente es adoctrinada para ser asesinos? No creo que (los asesinos) sean creados por ninguna forma de entretenimiento", dijo Strauss Zelnick, presidente de Take-Two, el lunes en el Reuters Media Summit de Nueva York.

Zelnick, que ocupó el puesto de presidente en marzo y también ha trabajado en el negocio de la música y el cine, no tenía planes de cambiar la dirección creativa de la polémica empresa, cuyo éxito "Grand Theft Auto" lleva a los jugadores a una cadena de crímenes que incluyen asesinato, prostitución y venta de drogas.

"Creo que es posible ser polémico y punzante, y también comportarse de forma adecuada, y eso es lo que intentan hacer", dijo. "Creo que lo que no es apropiado de ningún modo es que los consumidores sean desinformados".

Al mismo tiempo que animaba a los desarrolladores de juegos a explorar nuevas ideas, Zelnick dijo que estaba impulsando a Take-Two a ser "impecablemente cumplidor" con el sistema de calificación de la industria del videojuego.

El sistema, que establece una calificación de 'M' para los juegos "maduros", es "más fuerte" en prevenir a los menores de ver contenidos explícitos que en otras formas de entretenimiento, afirmó.

"Sigue siendo mucho más fácil entrar en una película calificada como 'R' que comprar un videojuego 'M'", dijo. "Al mismo tiempo, el mismo consumidor podría entrar en Internet y ver las imágenes más gráficas y cobardes de sexo y violencia que puedas imaginar", dijo Zelnick, que testificó en septiembre frente a un subcomité del congreso sobre la violencia en los videojuegos.

"El tema de lo que ya está disponible en Internet ni siquiera surgió", dijo Zelnick. "Podría enviar a mi hija de 9 años a una librería y ella podría comprar cualquier libro en Barnes and Noble sin importar lo gráfico que fuera el contenido".