El «Software 100 por 100 legal» una apuesta de futuro para la empresa gallega


100legal-petit«La competitividad de la empresa española depende cada vez más del buen uso que se haga del software como componente clave del proceso de negocio», según Salvador Soriano, subdirector general del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio

.

La distribución de software no legal es uno de los principales frenos para el desarrollo de la Sociedad de la Información, según ha manifestado Salvador Soriano, Subdirector General de Servicios de la Sociedad de la Información del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio .

Soriano presidió hoy en la Cámara de Comercio de A Coruña, la IV Jornada de la Campaña «Software 100 por 100 legal» impulsada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y dirigida al canal de distribución de Galicia.

La campaña forma parte del Plan Avanza para el desarrollo de la Sociedad de la Información y la convergencia con Europa y entre las Comunidades Autónomas, que cuenta con un presupuesto de 1.500 millones de euros y tiene como objetivo mejorar la productividad y la competitividad de las empresas y la calidad de vida de los ciudadanos. El Plan Avanza tiene cuatro principales ejes de actuación: economía digital, ciudadanía digital, servicios públicos digitales y contexto digital.

Según Salvador Soriano, la campaña de «software legal» es una «apuesta de futuro» cuyo objetivo es promover un cambio cultural en la sociedad española, basado en la certeza de que la «piratería no es rentable para nadie», ni para fabricantes, ni para distribuidores ni para usuarios. El Subdirector General de Servicios de la Sociedad de la Información del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio señaló que en España los niveles de piratería siguen siendo elevados comparados con los de los países de nuestro entorno -un 12% más que en la Unión Europea y un 25% más que en EE.UU.- y dijo que «es necesario actuar con decisión si queremos mejorar los niveles de competitividad».

Soriano indicó que el esfuerzo de la administración por frenar el uso de software no legal están dando sus frutos «por primera vez los índices se han estabilizado» y añadió que «se ha creado un nuevo estado de opinión que pone en valor la propiedad intelectual de los desarrolladores de software y alerta de los peligros que supone dejar nuestra información crítica en manos de unas aplicaciones que no cuentan con garantías de fiabilidad».

Salvador Soriano se refirió a la importancia creciente del mercado de las TIC en España, que movió 14.400 millones de euros en 2006, de los que el 16,3% corresponde al software y el 37% al hardware. «Un mercado que en 2006 creció el 9%, muy por encima de la media europea, cifrada en un 3,1%» y destacó el peso creciente de las exportaciones TIC, cifradas en 4.200 millones de euros, un 8% más que el ejercicio anterior, y del I+D+i, que se situó en 7.100 millones de euros, con crecimiento del 20%. «En este contexto -afirmó Soriano- la piratería aparece como un anacronismo y un lastre para nuestro desarrollo tecnológico como país».

Las TIC representan ya el 25% del Producto Interior Bruto (PIB) en la Unión Europea y su influencia en el aumento de la productividad supera el 40%. «Del buen uso de las TIC -aseguró- dependerá nuestra capacidad para competir. Y el buen uso pasa por el respeto de los derechos de propiedad intelectual de los productores de software».

Cambio de modelo de negocio

El canal de distribución informática de Galicia está formado por cerca de 700 empresas, «entre las que, al igual que en el resto del país, la incidencia del software no legal sigue siendo relevante». Una situación paradójica, según Salvador Soriano «en buena medida el futuro del modelo de negocio del canal pasa por su especialización en la venta de software». En este sentido, en las jornadas celebradas hasta ahora en Valencia, Bilbao y Barcelona, el 80% de los profesionales han coincidido en la necesidad de cambiar su modelo de negocio desde la venta de hardware a la venta de software y servicios de valor añadido.

Un cambio de modelo que exige la profesionalización del sector: recursos humanos más cualificados, formación continuada, acción comercial más sofisticada, capacidad técnica de soporte y mantenimiento, capacidad de desarrollo, etc. «Una tarea en la que estos profesionales pueden contar con la ayuda, colaboración y el asesoramiento de las diferentes administraciones públicas, tanto directa como indirectamente».

El objetivo de estas jornadas, que se seguirán celebrando en otras capitales españolas – las próximas citas serán en Sevilla y Madrid – es reflexionar junto con los distribuidores de informática sobre nuevos modelos de negocio, basados en las posibilidades que ofrece la venta de software legal y servicios de valor añadido asociados a la misma. Las sesiones, que tienen un carácter eminentemente práctico, ofrecen datos de mercado y analizan casos de éxito locales de distribuidores cuyo negocio se ha consolidado gracias a un modelo de negocio basado en la venta de software legal.

En el coloquio de la jornada de A Coruña, Salvador Soriano insistió en el protagonismo que los distribuidores de nuevas tecnologías deben asumir en el desarrollo de la Sociedad de la Información en general y en el uso de software legal en particular