En China los televisores UHD (4K) se venden por 1500 euros


Los fabricantes locales se están volcando a este formato compitiendo con gigantes como Samsung y LG

 

A simple vista la diferencia entre un UHD chino y uno de Samsung o LG es casi inapreciable. Si nos fijamos más en detalle, observaremos que la calidad es algo inferior y que los televisores son mucho más gruesos que el de sus competidores coreanos.

Pero la diferencia de precio es notable, mientras un UHD chino se puede comprar por unos 1500 euros, los equipos «similares» fabricados por LG o Samsung multiplican por 5 veces ese precio.

El truco para conseguir esa gran diferencia de precio es la tecnología empleada en la fabricación de los paneles. Mientras que Samsung y LG apuesta por paneles OLED, los chinos fabrican sus televisores con LCD o LED que son mucho más económicos y permiten conseguir ultra definición para todos los bolsillos.

Según reporta Reuters, tanto Samsung como LG se estarían replanteando su estrategia en ese mercado y planean vender televisores UHD con paneles LED a principios del 2014