Epson iPrint 3.0: imprime y escanea donde quieras


image

Con la nueva versión 3.0 de la aplicación para dispositivos móviles Epson iPrint puedes imprimir, escanear y compartir documentos o fotos sin cables. Al alcance de un dedo.

 

Basta con instalar la aplicación gratuita y ya es posible imprimir todo tipo de documento: fotografías, archivos PDF, documentos de Microsoft Office, imprimir páginas web; así como escanear a través de la red de casa o la oficina.

Y aún hay más: también es posible escanear y guardar cualquier archivo en tu dispositivo portátil, tanto sistemas iOS como Android.

Por si fuera poco, varios de los últimos lanzamientos en impresión de inyección de tinta Epson permiten una conexión vía Wi-Fi Direct. De esta manera, no es preciso un punto de acceso a la red (router), sino que el dispositivo portátil se conecta directamente a la impresora. Así, si recibes invitados en casa podrán imprimir las fotos de la reunión; o bien en la oficina cualquier visita puede imprimir un documento que tenga en su dispositivo o almacenado en la nube.

Con Epson iPrint 3.0 todo son ventajas. Esta nueva versión integra funcionalidad Epson Connect para impresión remota. Desde la propia aplicación, es posible escoger si se quiere imprimir en un equipo local (que puedes conectar desde la propia red o a través de Wi-Fi Direct) o bien vía remota (gracias al Driver de Impresión Remota, para localizar el equipo estés donde estés; o mediante Email Print, a través de la cuenta de correo electrónico asignada a la impresora).

Imprime y escanea sin límites: Email Print

Si cuentas con un equipo Epson compatible, podrás imprimir desde cualquier lugar del mundo a través del correo electrónico. Utiliza tu cuenta para enviar documentos o fotografías a la cuenta de correo electrónico asignada al equipo Epson compatible, desde un dispositivo móvil u ordenador. Sólo necesitarás esa dirección asignada al registrar la impresora en los servicios de impresión Epson Email Print.

Podrás imprimir documentos A4 y A3 de hasta 20 MB y guardar trabajos de impresión en memoria hasta 72 horas.