Es más peligroso para tu futuro laboral publicar en Facebook tu religión que tu tendencia sexual


religion

Un estudio realizado por la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, Estados Unidos y conocido a través de Mashable, sugiere que aquellos candidatos que comparten sus afiliaciones religiosas en Facebook o Twitter podrían tener más dificultades a la hora de encontrar un trabajo.

En Estados Unidos existe una ley que protege a las personas de no estar obligadas a dar respuestas a ciertas preguntas personales como es el caso de la orientación sexual o la preferencia religiosa. Sin embargo, el estudio revela que quienes publican este tipo de cosas en sus redes sociales podrían estar siendo víctimas de discriminación a la hora de ser candidatos a algún puesto de trabajo.

La investigación señaló que aquellas compañías que utilizan las redes sociales como parte del proceso de contratación tienden a estar sesgadas en contra de algunos candidatos: “Hemos encontrado pruebas sólidas de la discriminación entre ciertos tipos de empleadores“, dijo Christina Fong, una de las investigadoras del estudio.

Sus experimentos se basaron en datos revelados en línea por usuarios reales en sus respectivas redes sociales y en los sitios más populares de búsqueda de empleo. Con esos datos se encargaron de diseñar sus propias hojas de vida de candidatos y perfiles en línea para sus pruebas, revelando su orientación sexual y su preferencia religiosa.

Las hojas de vida de los experimentos fueron presentadas en nombre de los candidatos a ofertas de trabajo reales en más de 4.000 empresas de Estados Unidos. Luego, la firma Acquisti and Fong, midió el número de oportunidades de entrevistas a un candidato cristiano en relación a un candidato musulmán. (Lo mismo entre un candidato homosexual y uno heterosexual). Los resultados revelaron estadísticamente que el candidato musulmán tuvo menos posibilidades de respuesta que las del candidato cristiano, especialmente en estados políticamente más conservadores.

Para sorpresa de los investigadores, no se encontró tanta discriminación en cuanto a la orientación sexual, las tasas de entrevista para los candidatos homosexuales fueron similares a la de los candidatos heterosexuales.