Especial SIMO 2007 – Una feria más segmentada y en menor espacio


Éste año SIMO TCI agrupa en un sólo espacio diversos certámenes paralelos y disminuye la superficie de exposición respecto a anteriores ediciones.

Guillem Alsina ([email protected]) – Como cada año por estas fechas, la feria de informática madrileña se presenta ante periodistas, profesionales y público en general (los dos últimos días quedan abiertos a este segmento) para mostrar las tecnologías de la comunicación y la información más novedosas, aunque éste año lo hace en menos extensión y con una serie de espacios compartimentados alrededor de diversos temas puntuales como son la Web 2.0 o el estilo de vida digital.

Pese a que algunas ausencias de grandes del sector son notables (los fabricantes de telefonía móvil, por ejemplo, ya que solamente han venido las operadoras), como cada año hay algunas presencias destacables que no se pierden la cita madrileña: Microsoft, HP o Toshiba, esta última con un despliegue numeroso y espectacular.

El espacio en el que se desarrolla la exposición ha disminuido en extensión respecto a ediciones anteriores, con lo que si descontamos la feria de comunicación audiovisual Broadcast, queda reducida a casi la mitad de lo que era hace unos años. No obstante, y parece que a modo de compensación, la organización ha apostado fuerte por los actos paralelos como conferencias y encuentros presenciales tipo networking.

«El SIMO ya no es lo que era»

Es una de las frases más extendidas que, de año en año, pueden escucharse entre los pasillos de la exposición y en los cenáculos de periodistas y responsables de marketing y comunicaciones de muchas empresas, además de entre paseantes habituales que cada año repiten en esta feria. Y no obstante, SIMO TCI sigue ahí y lo hace como una cita inexcusable para algunos, especialmente para la prensa.

Y esto es así porqué en él los periodistas tienen -tenemos- la oportunidad de ver en vivo y en directo las máquinas, los programas y los servicios de los que tanto hablamos, podemos conocer a los responsables de comunicación y relaciones públicas de las compañías con quien hablamos habitualmente en un ambiente más informal y de tu a tu y, en definitiva, informar sobre los últimos lanzamientos que vienen, que vendrán, y de las tendencias que marcarán el mercado durante los próximos meses. Y para muchas empresas, esto es lo ideal de una feria: dejarse ver y dejarse amar por la prensa especializada.

Así es que SIMO sigue ahí, y va a seguir aún mucho tiempo. ¿Bajo qué formato? tal vez evolucione de la actual feria a otro tipo de acto, se vea potenciado como está ahora o cambie radicalmente, pero tenemos SIMO para rato si nos lo saben cuidar bien.