Facebook ¿problema para la seguridad o simple paranoia?


Nuevo escándalo que afecta al futuro director del MI6, una de las ramas del servicio secreto británico, hace cuestionar el papel que juega la información publicada en las redes sociales online. Para unos, este caso puede ser un claro ejemplo de su peligrosidad, mientras que para otros se exagera.

Guillem Alsina ([email protected]) – Que todo un jefe de una de las ramas del espionaje británico tenga datos personales publicados y expuestos en Facebook es, por lo menos, paradójico. Si realmente es o no peligroso para la seguridad nacional, este es otro tema que necesita mucho más debate. Y no pongo este caso como mero ejemplo teórico: recientemente se descubría que la esposa de Sir John Sawers -nombrado hace poco jefe del MI6 y que debía tomar posesión de dicho cargo el próximo noviembre- había publicado varias fotografías e informaciones sobre su familia (lo que incluía a su marido) en su perfil de Facebook, lo que las hacía accesibles a todo el mundo... incluyendo a posibles enemigos de la Gran Bretaña. Dichas informaciones incluían la dirección de su casa y donde pasan las vacaciones.

El MI6 (nombre coloquial del SIS, Secret Intelligence Service) es la rama del departamento de inteligencia británico que se encarga del espionaje exterior. Su sobrenombre incluye el número 6 al haber sido el sexto departamento creado en el seno de la inteligencia militar británica, durante la Primera Guerra Mundial. Este departamento se encarga de las misiones de inteligencia exteriores para recabar información sobre enemigos o potenciales enemigos de la Gran Bretaña, y a él pertenece el más famoso agente secreto del mundo... aunque sea de ficción: James Bond.

El caso es realmente de chiste para un mundo, el del espionaje, en el que el secretismo es una máxima. Los titulares de la prensa británica han sido grandilocuentes, y se han encarnizado con Sawers y su esposa, la “culpable” de todo, ya que fue ella quien colocó la información en Facebook. Y no obstante, podemos preguntarnos si el lugar en el que veranea una persona que ostenta un cargo público (a fin de cuentas, y aunque sea el jefe del espionaje, se sabe que es él quien lo dirige) es un secreto que merece estar tan bien protegido.

Obviamente, si no se hubiera publicado esta información en la Red, no hubiera estado de más, el tema de debate es su importancia real o es simplemente un caso en el que los medios de comunicación han exagerado la nota. En Gran Bretaña, ciertos medios son muy dados al sensacionalismo, especialmente en lo que respecta al ámbito de la política, y los últimos escándalos de corrupción destapados en la administración pública y que afectan a todos los grupos (tanto gobierno como oposición), pueden haber prendido un fuego difícil de apagar entre el público y que los medios quieran atiar en beneficio propio.

Es en este marco que no sorprende la magnitud que se ha dado a una información que, de otra manera, tal vez habría quedado como una mera anécdota a pie de página que hiciera sonrojar al futuro director del MI6, pero que tal y como están las cosas, puede costarle su cargo.

No es la primera vez que se produce un escándalo de este tipo en Gran Bretaña, aunque en los casos anteriores la magnitud fue incomparable. Porque no se puede comparar una fotografía de Sir John Sawers en bañador con la pérdida de datos personales de diversos centenares de miles de contribuyentes, algo que se produjo no una sola vez, sino por lo menos dos (que se sepa).

No obstante, y como he señalado anteriormente, la no publicación de esta información no hubiera afectado en absoluto, incluso aunque el perfil de Facebook de Lady Shelley Sawers hubiera existido igualmente. La cuestión no es si publicar o no publicar, sino más bien de controlar lo que se publica por canales oficiales y de lo que puede llegar a trascender por canales no oficiales. Porque, a fin de cuentas, lo que puedan publicar otras personas de forma maliciosa (falsedades, por ejemplo) si que es realmente incontrolable.

[tags]Seguridad Redes Sociales,Faceook,Privacidad[/tags]