FACUA denuncia a 24 empresas por cobrar consultas en los teléfonos 807


La asociación FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a 24 empresas por cobrar a los consumidores la atención de sus consultas y reclamaciones en los teléfonos con prefijo 807.

 

Se trata de empresas del sector aéreo, agencias de viajes, portales de Internet, juegos ‘online’, intermediación financiera, subastas, tiendas de ropa y electrónica y alquiler de coches, ha dicho el portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, en una rueda de prensa en Sevilla.

Las once aerolíneas denunciadas son Air Europa, Easyjet, German Wings, Iberia, Meridiana, My Air, Ryanair, Spanair, Transavia, Vueling y Wizzair.

En cuanto a las agencias de viaje, se trata de E-Dreams, TGV-Europe, Viajes Ecuador y Halcón Viajes.

Otras compañías denunciadas son el portal y buscador de Internet Hispavista, Blizzard Entertainment, responsable del juego ‘online’ World of Warcraft, y la web de subastas Buubly.com.

A ellas se suman las empresas de venta de ropa por catálogo Venca y La Redoute, las tiendas de electrónica y consumibles Pixmania-Pro y Databecker, la firma de intermediación financiera Credito-online.es y la empresa de alquiler de coches Pepecar.

Los precios de las llamadas a las líneas 807 varían en función de la compañía y si se llama desde fijo o móvil, oscilando entre 0,41 y 1,51 euros por minuto.

Estas firmas se lucran tanto a costa de las consultas de sus clientes como de las reclamaciones que plantean quienes sufren problemas con la calidad de los productos o servicios prestados o retrasos en la entrega de artículos, señalan.

Las denuncias han sido remitidas a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones (Setsi) del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

El Código de Conducta para la Prestación de los Servicios de Tarificación Adicional establece que ‘no podrán utilizarse números con tarificación adicional para la prestación de servicios de atención al cliente o de posventa vinculados a la adquisición de un bien o la prestación de un servicio’, ha explicado Sánchez.

Se trata de una prohibición incorporada a este Código el pasado julio, mediante una resolución publicada en el BOE.

FACUA considera que ‘al cobrar por las consultas y reclamaciones, las empresas incurren en cláusulas abusivas, al limitar de forma inadecuada el ejercicio de derechos de los usuarios que están implícitos a la compra o contratación de los productos y servicios’.

De hecho, antes de la modificación del citado Código de Conducta la asociación ya había denunciado por estos motivos a seis compañías aéreas.

[tags]Facua,Consumo[/tags]