Inicio Mundo Digital Filesonic, fileserve y Uploaded cierran el “grifo”

Filesonic, fileserve y Uploaded cierran el “grifo”

image

Los tres competidores de MegaUpload toman medidas para evitar el cierre de sus servidores.

 

Se acabó lo que se daba. Los grandes portales de intercambio de ficheros han puesto fin a la descarga de contenidos compartidos a fin de evitar acciones similares a las que se enfrenta Megaupload.

Los visitantes de Filesonic ya no podrán descargar compartido en este lugar. La compañía ha decidido cerrar esta opción y solamente podrán bajar aquellos ficheros subidos por los mismos.`

eN el sitio ahora aparece un letrero que dice: "Nuestros servicios sólo pueden ser utilizados para subir y recuperar archivos que se han subido personalmente".

¿Qué pasa con los usuarios Premium?

No son pocos los usuarios que abonaban los 9 euros mensuales o los 25 trimestrales para descargar contenidos compartidos. Habrá que ver que sucederá con estos usuarios y si la compañía piensa devolver el dinero o bien los usuarios bloquean el pago a través de sus tarjetas de crédito al considerar que esta ha cambiado radicalmente las condiciones de servicio invalidando, por lo tanto, el contrato que les unía.

Fileserve borra archivos

En cuanto a Fileserve, este esta borrando archivos sospechosos de violar la propiedad de derechos de autor. Esta situación ha provocado algunas quejas de usuarios que habían compartido sus archivos y que, tal como ha sucedido con Megaupload, ahora no pueden descargarlos ya que han sido eliminados

Upload bloquea acceso desde los EEUU

Por su parte, Uploaded.to ha bloqueado el tráfico proveniente de Estados Unidos, pero permanece disponible en el resto del mundo.
Si se intenta acceder a Uploaded.to desde una dirección IP estadounidense, aparece el mensaje: "Nuestro servicio no se encuentra disponible en tu país. Lo sentimos".

Portales millonarios con descargas ilegales

Según informaciones recogidas en la red. el Departamento de justicia estadounidense estaría investigando aquellos portales que reciben comisión por la descarga de archivos protegidos.

La investigación ha podido determinar un gran número de portales que aunque se presentaban como webs de enlaces habían hecho de la descarga de archivos todo un negocio.

Así, por ejemplo los enlaces que se ofrecían en estas paginas web dirigían al usuario a páginas de descarga que precisaban que este hubiera contratado el servicio Premium. El portal de “enlaces” recibía una comisión por cada usuario nuevo que se registraba y otro porcentaje sobre los ficheros descargados cuando estos superaban una cifra determinada.

Según fuentes de la investigación, estos hechos demuestran una clara vinculación comercial entre el portal y el servicio de descargas lucrándose ambos con ficheros protegidos por derechos de autor.