Fundación Linux pide respeto para Microsoft


Defienden que si Linux quiere establecerse como una alternativa seria deben dejarse de lado las constantes

Linux ya es mayor de edad. En los últimos años el sistema operativo de código libre ha pasado de ser la alternativa geek (o frikie, para algunos) a Microsoft a ser un serio competidor en el terreno corporativo y una opción cada vez más presente en los ordenadores destinados al gran público.

Desde la Fundación creen, sin embargo, que ese importante avance queda comprometido con la imagen que desde algunos sectores se sigue dando mas cercana a rabietas infantiles que a discusiones sobre los problemas reales de la industria.

Durante su intervención en la LinuwWorld, el director ejecutivo de la Linux Foundation, Jim Zemlin, centró gran parte de su intervención a este tema, pidiendo respeto hacía Microsoft por parte de la comunidad Linux.

Zemlin afirmó en su conferencia que los proveedores de tecnología de código abierto necesitan reconocer que Windows es una alternativa legítima y en un futuro no muy lejano, Microsoft y el código libre dominaran en régimen de dúo polio el mercado de Sistemas Operativos para equipos informáticos.

El ejecutivo, al que nadie puede acusar de mantener «extrañas relaciones» con el gigante informático, afirmo que para que eso suceda y que Linux se convierta en una seria alternativa es necesario que la comunidad de desarrolladores respete a Microsoft y deje de lado las ridiculizaciones reconociendo que en algunas áreas, Windows es una buena alternativa.

Las declaraciones de Zemlin fueron bien recibidas por la audiencia por atreverse a decir lo que muchos piensan pero pocos se decirlo en voz alta. Se referían al poder mediático que ejerce un pequeño grupo sin apenas incidencia en la industria del código libre pero con excelentes tribunas públicas y que son contrarios a esa evolución de Linux como modelo de negocio alternativo a Microsoft.