Garmin Forerunner 110 y 210: GPS deportivos de primera


Forerunner110 duon

Practicar deporte es aconsejable para personas de cualquier edad, condición, sexo y estado de forma. Y cuando se acerca el buen tiempo, nada mejor que contar con dos sencillos equipos repletos de cualidades que hacen irresistible la idea de comenzar a ponerse en forma de cara a la temporada de verano o, simplemente, realizar ejercicio con moderación para sentirse bien por dentro y por fuera.

 

El deporte no se debe basar únicamente en una distancia recorrida o en el tiempo que se tarda en hacerlo, sino en controlar el esfuerzo físico que requiere cada actividad. Por ello, es de gran importancia conocer las pulsaciones y otros datos como la velocidad o el ritmo para ajustarse a los límites personales y conseguir una adecuada progresión.

Así, Garmin Forerunner 210 HRM y 110 HRM son los dispositivos perfectos en este aspecto, ya que no necesitan configuración y tan sólo es necesario que su GPS integrado localice la señal satelital para comenzar a entrenar.

Gracias a su precisión, ofrecen parámetros como la distancia (Forerunner 110 HRM), la velocidad, el tiempo o el ritmo. Este último se muestra de dos formas diferentes: a través de un promedio calculado en base a la vuelta actual (con la función Auto Lap™ activada), o bien en función de un promedio de la duración total de la carrera (sólo el modelo 210) más el ritmo estimado actual.

Igualmente, con el pulsómetro Premium, flexible y resistente al agua, (incluido de serie en el modelo Forerunner 210 HRM), se obtiene información acerca de la frecuencia cardíaca en pulsaciones por minuto, lo que hace posible conocer la intensidad de los entrenamientos y permite calcular las calorías quemadas tras la sesión.

Forerunner210 HR nota

Además, el usuario puede crear sesiones por intervalos y personalizar zonas cardíacas o alertas. Y en combinación con la tecnología First Beat es posible monitorizar los latidos por minuto y emplearlo para calcular las calorías que se eliminan durante las sesiones.

Toda la información almacenada por el GPS podrá descargarse, visualizarse, analizarse y compartirse una vez finalizado el entrenamiento en la página Garmin Connect (www.connect.garmin.com).

En interior o exterior

Lo anterior es esencial para entrenamientos en cualquier entorno, pero sólo es una parte de las importantes funciones que incorporan Forerunner 210 HRM y Forerunner 110, ya que también cuentan con otras específicas para obtener el máximo rendimiento cuando se practica deporte en gimnasio.

Por ejemplo, para realizar un seguimiento preciso de todos los parámetros con Forerunner 210, simplemente es necesario ajustar el podómetro opcional a la zapatilla. Su avanzada tecnología hace que éste recoja y envíe los datos acerca de los movimientos, además de almacenar información sobre la velocidad y la distancia con una precisión que alcanza el 98% en la mayoría de los usuarios.

También permite su funcionamiento con determinados equipos de fitness, como una cinta o una bicicleta estática. Así, es posible minimizar las diferencias existentes entre las actividades en exterior o interior para que el seguimiento del progreso sea continuado.

Para entrenamientos concretos en el exterior, ambos cuentan con precisión por satélite Hotfix, tecnología que capta la señal con mayor rapidez y precisión para preparar el entrenamiento en segundos. Al mismo tiempo, son resistentes al agua según el estándar IPX7, por lo que soportan a la perfección la humedad y la lluvia.

Sencillez de uso e información extra

Los usuarios podrán revisar la información obtenida al terminar gracias al sencillísimo menú y las clarísimas pantallas de Forerunner 210 HRM y Forerunner 110. También podrán ejecutar rápidamente funciones como, por ejemplo, crear alarmas (únicamente en el caso de Forerunner 210), o perfiles de usuario.

Al mismo tiempo, ambos son capaces de almacenar hasta 200 horas de entrenamiento y 1.000 vueltas para consultar los totales directamente en el dispositivo, lo que proporciona una guía increíblemente completa acerca de la evolución de las sesiones.

Descargar y compartir a través del PC

Una vez finalizados los ejercicios, es posible actualizar y transferir todos los datos al ordenador a través del cable USB que incorporan, algo que facilita enormemente la consulta de sus sesiones en cualquier momento.

Y mediante la página Garmin Connect (www.connect.garmin.com), podrán analizar sus registros y compartir sus actividades, rutas y marcas con otros deportistas. Al mismo tiempo, participarán en una comunidad en la que tendrán acceso a más de 20 millones de actividades repartidas por todo el mundo.

Entre otros, Garmin Connect muestra los datos de tiempo, distancia, velocidad, altitud y la frecuencia cardíaca. Y se pueden consultar en forma de gráficos, ilustraciones, informes numéricos o a través de múltiples representaciones cartográficas: fotos, mapas de elevación o Google  Earth.

Colores y versiones

En cuanto a su estilo, Forerunner 210 HRM está disponible en color negro y Forerunner 110 presenta tres diseños diferentes para que cada deportista elija el que más se adapta a sus gustos: para hombre se puede adquirir en gris o en gris oscuro/rojo, mientras que para mujer está disponible, además, en gris perla/rosa.

Por último, presentan un peso de 52 gramos y su batería proporciona una autonomía de hasta ocho horas en modo entrenamiento, que se multiplica hasta las tres semanas cuando únicamente se utiliza como reloj.

PVR Garmin Forerunner 210 HRM (pulsómetro flexible + cargador de corriente y conector USB): 249 euros (IVA incluido)

PVR Garmin Forerunner 110 gris oscuro: 179 euros (IVA incluido)

PVR Garmin Forerunner 110 HRM gris perla/rosa para mujer: 229 euros (IVA incluido)

PVR Garmin Forerunner 110 HRM gris oscuro/rojo para hombre: 229 euros (IVA incluido)