Google contratará a miles de ingenieros en Europa


googleGoogle, motor de búsqueda líder de Internet, anunció el jueves que ampliará su plantilla de ingenieros en Europa, con la intención de mejorar sus productos en los mercados locales fuera de EEUU.

La compañía ha desarrollado grandes centros de ingenieros en ciudades como Zúrich y Londres, así como algunos más pequeños en otros puntos del EMEA (siglas en inglés de Europa, Oriente Medio y África). Sin embargo, su mayor base de ingenieros está claramente situada en EEUU.

Nelson Mattos, nuevo jefe de ingenieros de Google en Europa, comentó a Financial Times su intención de desarrollar el equipo de ingenieros de las regiones del EMEA para hacerlas "tan grandes como la de EEUU".

El artículo afirma que Google pretende expandir su número de centros en un tercio a lo largo de los próximos tres años, con Europa como base. Cerca de 500 de los 7.000 ingenieros de Google en todo el mundo se encuentran en este continente.

Google no confirmó las dimensiones de la expansión, pero un portavoz dijo que la compañía estaba reforzando su presencia en Europa.

"Estamos contratando ingenieros completamente en Europa", sentenció.

"La razón por la que estamos regionalizando nuestra ingeniería... es que así creamos mejores productos para los mercados locales".

Los inversores comenzaron a examinar con detalle el camino trazado por Google en julio, cuando la compañía anunció unos beneficios menores de lo esperado debido a una fiebre de contrataciones.

La fuerza de trabajo de Google se ha inflado casi un 13 por ciento entre marzo y finales de junio, alcanzando los 13.786 trabajadores a tiempo completo.

El consejero delegado Eric Schmidt dijo entonces que la compañía se había hecho con nuevos trabajadores más rápidamente de lo planeado, y que sería más cuidadoso en los progresos de su expansión.

Pero Google debe tener fuertes motivos para aumentar su presencia en Europa, donde ha topado con la suspicacia regulativa en sus planes de compra de la empresa de marketing por Internet DoubleClick, una normativa sobre copyright desfavorable en Bélgica y una mayor rivalidad por el mercado de búsquedas por parte de las firmas locales.