Google renueva su herramienta de e-commerce Google Shopping


google shopping

 

La compañía Google quiere hacerse más fuerte en el e-commerce, un mercado en alza. Según comScore, cerca de un 75% de los internautas europeos visitaron durante el mes de enero de 2011 al menos un sitio web de comercio electrónico, un 66% más que el mismo mes de 2010, invirtiendo una media de 52 minutos en este tipo de páginas.

Por ello, Google lanza este martes para España, Italia y Países Bajos la versión beta gratuita de Google Shopping, un servicio que permite a los usuarios encontrar, comparar y obtener información sobre productos y dónde poder adquirirlos.

Este servicio, conocido y ya utilizado en otros países, como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania o Francia, bajo el nombre de Google Product Search, ayuda a que vendedores y consumidores se pongan en contacto a tiempo real, localizando productos o bien realizando la búsqueda directamente desde el buscador de Google.

La idea de Google Shopping surge, según asegura el director de alianzas estratégicas de Google Shopping, Ezequiel Vidra, a raíz de la utilización por parte de los usuarios del buscador general de Google para iniciar sus compras a través de Internet. "Google Shopping permite a los internautas informarse y comparar entre una gran cantidad de tiendas antes de tomar la decisión final", asegura Vidra.

Al entrar en www.google.es/shopping, los usuarios podrán introducir el producto a buscar en la barra de búsquedas o bien hacer click en algunas de las sugerencias de productos que Google presenta en la parte inferior en forma de fotografías. Una vez introducido el producto a buscar, los usuarios pueden ver fotos de los productos relevantes y los enlaces a las tiendas que los venden, junto con una comparativa de precios entre los distintos sitios.

Al hacer click en el enlace, el usuario será dirigido al sitio web donde puede comprar el producto. Una vez elegido el producto, la compra finaliza en el sitio web del anunciante, de tal manera que Google no interviene en el proceso de compra.

Los filtros situados en el margen izquierdo de la herramienta, permiten que los usuarios puedan delimitar los resultados. Se pueden filtrar, por ejemplo, por intervalo de precios o por marca para así facilitar la localización.

La forma en la que se ordenan los resultados en este nuevo servicio de Google procede de la acción automática del software de clasificación de Google, sin aceptar pago alguno por incluir productos en los resultados de búsqueda ni tampoco ofrecer sitios de los vendedores en mejor posición si son anunciantes o si ofrecen dinero a cambio de una mejor posición de resultados.

Además, los usuarios tienen la oportuidad de consultar las características del producto y los comentarios al respecto hechos tanto por otros usuarios como por especialistas que los han evaluado.

Entre las ventajas que ofrece a los usuarios se encuentran la capacidad de encontrar y comparar los productos que desea el usuarios, conocer sus características, encontrar el mejor precio y saber dónde comprarlo.

UN SERVICIO TAMBIÉN PARA LOS COMERCIANTES

Aquellas empresas que quieran vender sus productos podrán hacerlo a través de Google Shopping. Ellos también podrán participar en este nuevo servicio de la compañía de manera gratuita, incluyendo la lista de productos que tienen en stock en sus tiendas online a través del servicio Google Merchan Center, el servicio que les permite subir datos de sus productos.

Además, aquellos comerciantes que quieran anunciar su catálogo de productos pueden hacerlo a través de 'Extensiones de producto de AdWords' ('AdWords Product Extensions, en inglés), una herramienta que utiliza la información ofrecida por los comerciantes para Google Shopping y la muestra en forma de anuncio en el momento que sea relevante para la búsqueda realizada por el usuario. Estas extensiones de producto asocian los 'feed' de Google Merchant Center de un anunciante con sus campañas AdWords, por lo que puede mostrar el anuncio y el producto más relevante para la búsqueda con palabra clave.

Google Shopping ofrece a los comerciantes la posibilidad de incrementar la visibilidad de sus productos, alcanzar su público objetivo y aumentar tanto el tráfico de su web como sus ventas. Este servicio ya trabaja con unos 200.000 comerciantes alrededor de todo el mundo y con más de 1.000 millones de productos indexados.

UN PASO PARA AFIANZAR EL E-COMMERCE EN ESPAÑA

Con este nuevo servicio de Google, la compañía quiere que el e-commerce se asiente en España, al igual que lo está haciendo en muchos otros países europeos y del resto del mundo. Según asegura la directora de retail y bienes de consumo de Google, Fuencisla Clemares, el e-commerce es importante porque "permite captar clientes en España y abrir el mercado español internacionalmente", objetivo al que ayuda Google Shopping.

En el caso de España ya se nota el despegue de la venta online no solo dentro de sus fronteras sino también fuera, ya que el 45% del e-commerce que se hace en España se compra en sitios extranjeros.

En el año 2010, la venta online generó 9.900 millones de euros y en la actualidad ya hay 10,4 millones de compradores online. Para el año 2011 se estima que el e-commerce tenga un crecimiento del 20%. Entre los productos más consumidos a través de venta online se encuentra, en primer lugar, la venta de billetes de transporte, seguido por las reservas en alojamientos y las entradas para espectáculos.

"Desde Google estamos muy comprometidos con el lanzamiento del e-commerce en España", concluye Clemares.

[tags]Compras Online,Google,Google Shopping[/tags]