Guerra entre Apple y la BBC por documental sobre condiciones laborales en fábricas de iPhone


apple-shangai

Con cámaras ocultas, la cadena televisiva británica denunció las condiciones laborales de los trabajadores de la empresa tecnológica. El CEO de Apple se siente "profundamente ofendido" por el brutal informe

"Profundamente ofendido". Esas fueron las palabras que eligió Tim Cook, director ejecutivo de Apple, luego de conocer los comentarios que sobre su empresa se habían realizado en el programa Panorama, de la cadena británica BBC.

En la emisión especial para Londres, la BBC envió a periodistas encubiertos a una de las plantas de ensamblaje de iPhones e iPads de un proveedor local de Apple en Shanghai. Según el informe, la situación laboral de los empleados de esta fábrica no es la mejor

La BBC descubrió que proveedores locales de Apple tienen a sus trabajadores bajo precarias condiciones y con una excesiva carga horaria. Según la cadena británica, los parámetros en los que se encuentran los empleados chinos de las fábricas de Pegatron no respetan los más mínimos estándares laborales.

"El reporte de Panorama implica que Apple no está mejorando las condiciones de trabajo. Déjenme decirles a todos ustedes que nada puede estar más lejos de la verdad", escribió en un e-mail dirigido a 5 mil empleados Jeff Williams, vicepresidente de Operaciones de la compañía norteamericana. En el correo señaló que se sintió "profundamente ofendido" por la investigación especial.

BBC denunció que el proveedor de Apple  hace trabajar más de 12 horas por día a sus empleados de línea en China sin ningún tipo de descanso y que la mayoría trabaja de corrido 18 días. Pegatron les niega sistemáticamente permisos para tomarse descansos de 24 horas, según el devastador informe. Panorama también puntualizó que encontró a niños trabajando en pésimas condiciones en una mina en la isla de Bangka, Indonesia, que se supone forma parte de la cadena de producción de Apple.

Williams -quien trabaja en esa compañía desde 1998- respondió que su firma cumple en un 93 por ciento su compromiso de que sus empleados no trabajen más de las 60 horas límite que tienen pautadas por semana. "Podemos hacerlo mejor", señaló incluso el responsable de Operaciones de Apple.

"No conocemos otra empresa que haga tanto como Apple para asegurar justas y seguras condiciones de trabajo, para descubrir y resolver problemas y para proveer transparencia en las operaciones de nuestros productos", añadió el ejecutivo. Williams también negó la participación de materiales de minas provenientes de Indonesia en sus productos. "Apple ha expresado públicamente que no usa más estaño proveniente de Indonesia en nuestros productos". En su correo electrónico dirigdo a 5 mil empleados, el ejecutivo dijo, además, que están ayudando a la industria minera de Indonesia a mejorar sus condiciones.

El equipo de la BBC se metió de lleno en la planta de Shanghai y en las minas de Indonesia. En todos esos lugares, se ve una decadente y paupérrima situación de explotación laboral. En todo caso, la compañía de la manzana recalca que estas minas no tienen ninguna vinculación con Apple

Es importante recalcar que aunque el informe de la BBC menciona profusamente a Apple como el fabricante, esta no es la realidad ya que son firmas locales que trabajan tanto para la compañía de la manzana como para otros gigantes de la industria.

No es la primera vez que la marca líder en tecnología en el mundo es denunciada por las condiciones en que tiene a los ensambladores chinos, parámetros que no serían permitidos en líneas de producción de los Estados Unidos. En enero de 2012, The New York Times denunció que debía hacerse responsable ante la ley norteamericana por los estándares que usaba con los empleados de sus proveedores en China.

 

Sin embargo, es la primera vez que una cámara muestra de forma brutal lo que sucede dentro de esas fábricas.

 

 

La carta interna de Apple a sus empleados

Esta es la carta, traducida libremente, que Apple ha enviado a todos sus empleados del Reino Unido y firmada por el vicepresidente de operaciones Jess Williams:

Equipo del Reino Unido,

Como sabéis, Apple se ha comprometido con mejorar los derechos humanos y la igualdad en todo el mundo. Sabemos bien el reto que eso supone y trabajamos duro para que los que hacen nuestros productos sean tratados con la dignidad y el respeto que se merecen.

Anoche, el programa Panorama de la BBC cuestionó esos valores. Como muchos de vosotros, Tim y yo estamos profundamente ofendidos por la sugerencia de que Apple sería capaz de romper una promesa hecha a los trabajadores de sus proveedores o engañar a los consumidores.

Me gustaría daros a conocer hechos y perspectivas, las cuales se han compartido anticipadamente con la BBC pero claramente no se incluyeron en el programa.

Panorama mostró algunas de las chocantes condiciones que envuelven la minería del estaño en Indonesia. Apple ha declarado públicamente que hay estaño de Indonesia que acaba en nuestros productos, y parte de ese estaño viene de minas ilegales. Vamos a dejar claros los hechos:

Decenas de miles de mineros artesanales venden estaño a través de muchos intermediarios a los hornos de fundición, que lo envían a los proveedores de componentes que venden el producto al mundo. El gobierno no lo regula, y por lo tanto hay mucha corrupción extendida. Nuestro equipo ha visitado las mismas partes de Indonesia visitadas por la BBC, y por supuesto nos impacta lo que hemos visto ahí.

Apple puede elegir entre hacer dos cosas: podemos asegurarnos que nuestros proveedores compren todo el estaño fuera de Indonesia, lo cual sería lo más fácil y nos blindaría ante cualquier crítica. Pero sería la vía fácil y cobarde, porque no haría nada para mejorar las condiciones presentes en Indonesia y Apple consume una pequeña fracción de lo que se produce ahí. Así que escogimos la segunda opción, que es permanecer allí e intentar dar con una solución colectiva.

Hemos organizado la creación de un Grupo de Trabajo sobre el estaño en Indonesia con otras compañías tecnológicas. Apple se esfuerza en intentar implementar un sistema con el que la corrupción de los hornos de fundición quede en evidencia y se pueda influir más en la minería artesanal. Podría ser una aproximación a la recolección legal y regulada de estaño, cosa que ha funcionado en la República Democrática del Congo. Estamos intentando hacer algo parecido en Indonesia, que es lo correcto.

Panorama también habló sobre sobre nuestro compromiso con las condiciones de trabajo en nuestras fábricas. No conocemos otra compañía que haga lo mismo que nosotros para asegurar unas condiciones justas y seguras, descubrir e investigar problemas, arreglar y hacer un seguimiento de todos los problemas que puedan surgir, y mostrar transparencia dentro de las operaciones de nuestros proveedores.

Quiero que sepáis que más de 1.400 de vuestros compañeros de Apple están en China para gestionar las operaciones de manufacturado. Están constantemente en las fábricas, ingenieros con talento y gerentes están preparados para hablar cuando ven riesgos o maltratos. Y también tenemos a un equipo de expertos dedicados únicamente a hacer cumplir el código de responsabilidad con nuestra vasta cadena de proveedores.

Sólo en el 2014, ese equipo ha hecho 630 auditorías personales en nuestros proveedores. Estas auditorías incluyen entrevistas en persona con los trabajadores, alejándolos de sus jefes, y en su idioma nativo. Algunas veces los críticos señalan los problemas como prueba de que nuestro proceso no funciona. La realidad es que encontramos violaciones en todas las auditorías, por muy sofisticada que sea la compañía que inspeccionamos. Encontramos problemas, implementamos mejoras y entonces subimos el listón.

La crónica de Panorama ha dado por supuesto que Apple no mejora las condiciones de trabajo. Permitidme que os diga: nada puede estar más alejado de la verdad. Aquí hay algunos ejemplos:

Algunos años atrás, la vasta mayoría de trabajdores de nuestros proveedores trabajaban más de 60 horas semanales. Llegar a 70 horas era lo normal. Tras años de excusas de la industria y un progreso lento, Apple decidió hacer un seguimiento de las horas que trabajaban más de un millón de empleados, aplicando correctivos con nuestros proveedores y publicando los resultados mensualmente en nuestra web. Ninguna otra compañía ha hecho esto. Supone un esfuerzo substancial e implica encontrar y descartar informes falsos, pero funciona. Este año, nuestros proveedores han logrado cumplir en un 93% el límite de 60 horas. Podemos hacerlo mejor. Y lo haremos.

Nuestros auditores fueron los primeros en identificar y encontrar a un círculo de extorsionadores que retenían los pasaportes de los trabajadores y les obligaban a pagar tasas exorbitadas. A día de hoy hemos ayudado a recuperar 20 millones de dólares de esos pagos.

Hemos creado programas educacionales en las mismas fábricas donde se crean nuestros productos. Más de 750.000 personas han aprovechado esos cursos con nivel universitario, y el feedback que recibimos de los alumnos nos inspira.

No voy a tratar todos los problemas que ha señalado Panorama en esta carta, pero podéis estar seguros de que nos tomamos en serio todas las alegaciones. Sabemos que hay muchos problemas y que nunca podremos considerar terminar este trabajo. Y no descansaremos hasta que todos los empleados de nuestros proveedores sean tratados con el respeto y la dignidad que se merecen.

Gracias por vuestro tiempo y vuestro apoyo,

Jeff