Guía para no perderse con Windows 7


windows 7 manual

¿Puedo actualizarme? ¿qué versión me conviene más? ¿qué máquina necesito para ejecutarlo con soltura? No es la guía definitiva, pero a buen seguro aclarará muchas dudas.

Redacción – Ha llegado el día D y pronto tendremos entre nosotros el tan esperado y ansiado Windows 7 (se presenta hoy, pero es probable que las computadoras que lo llevan preinstalado tarden un par de días más en llegar a las tiendas). Ante un posible mar de preguntas, en www.imatica.org hemos escrito una breve guía con lo más básico para no perderse ante la avalancha de información que puede caernos encima.

¿Puedo actualizarme?

La respuesta a esta pregunta dependerá en una parte de la edición a la que queramos acceder. Microsoft recomienda como máquina mínima un procesador de 32 bits a 1 Ghz., 1 GB. de memoria RAM, una tarjeta gráfica compatible con DirectX 9, disco duro con al menos 16 GB. de espacio libre y unidad de DVD.

Una herramienta para saber hasta que punto podemos instalar Windows 7 en nuestra máquina es el Upgrade Advisor de este sistema, un programa que se instala sobre Windows XP o Vista, chequea los componentes de nuestra computadora y nos indica si esta es apta para ejecutar alguna de las diferentes ediciones de este sistema, y cual de ellas es la óptima.

Ediciones, ediciones, ediciones,…

La vida de todos nosotros, usuarios y profesionales, se complicó bastante con la llegada de Windows Vista. Hasta entonces, lo máximo que debíamos distinguir era entre la versión Home, la Profesional y la Server, si bien para esta última el sistema de nomenclatura era diferente (no existió nunca un XP Server, sino que debíamos recurrir a 2000 o 2003 Server). Más adelante también se introdujo una edición para Tablet PC, pero era tan dedicada que tampoco representaba un gran obstáculo.

Vista introdujo una gran diversidad de versiones, cada una de las cuales variaba respecto a las demás en las funcionalidades que incluían (por ejemplo, la interfaz para controlar un Tablet PC), y con las cuales es bastante fácil perderse. La tónica se mantiene con Windows 7, para el cual se ha preparado cuatro ediciones distintas:

Starter: en Estados Unidos se incluirá en algunas netbooks, lo que deja la puerta abierta a que en Europa también la veamos en algunas máquinas de este tipo, aunque en anteriores versiones esta nomenclatura indicaba que esta versión estaba orientada solamente a mercados emergentes. No dispondrá de la interfaz de usuario Aero.

Home Basic: versión disponible solamente en los llamados “mercados emergentes”, países en los que la renta per cápita es inferior a los estándares que se disfrutan en Europa o Norteamérica, y por lo tanto cuyos ciudadanos no tienen en conjunto tanto dinero para invertir en informática. Tendrá ciertas restricciones en el número de programas con los que puede trabajar simultáneamente y la interfaz Aero carecerá de algunas funcionalidades.

Home Premium: contiene la interfaz Aero, la funcionalidad Media Center y la capacidad para controlar interfaces multitáctiles.

Professional: recomendado por Microsoft para pequeñas y medianas empresas. Dispone de todas las funcionalidades que ofrece la edición Home Premium más la capacidad para integrarse en un dominio, poder ser utilizada como servidor de escritorio remoto, encriptar sistemas de ficheros (BitLocker), modo Presentation y XP Mode para que el cliente pueda continuar utilizando los programas diseñados para la versión XP de la plataforma de Microsoft.

Enterprise: recomendado por la compañía de Redmond para empresas de cierta envergadura y que tengan un contrato de mantenimiento de software firmado con Microsoft. Incluye interfaz multilingüe (MUI), soporte para aplicaciones Unix, puede activarse vía VLK (volume license key) y puede ejecutar múltiples máquinas virtuales.

Ultimate: la más completa de todas: dispone de todas las funcionalidades de la versión Enterprise pero orientándose al mercado de consumo, aunque a diferencia de Vista Ultimate, no incluirá Extras. Si bien no se podrá encontrar en tiendas, los poseedores de un Windows 7 Home Premium o Professional podrán actualizarse a esta versión a través de Internet.

En las tiendas solamente se encontrarán a la venta las versiones Home Premium y Professional, mientras que las demás vendrán preinstaladas en máquinas nuevas o podrán ser adquiridas a través de licencias de volumen (pensadas para grandes compañías). Todas excepto la Starter estarán disponibles para arquitecturas de 32 y 64 bits.

Los precios variarán dependiendo del país, pero según encontramos en el sitio web de Microsoft, las actualizaciones oscilarán entre los 119 Euros de la Home Premium a los 219 de la Ultimate. Con máquinas nuevas, el precio de la licencia estará incluido en el de la computadora, con las habituales dificultades para que nos devuelvan su importe en caso de no querer utilizar Windows en dicha computadora.

Pero ¿incluirá el Internet Explorer?

Una de las cuestiones candentes es si las diferentes ediciones de Windows 7 que se pongan a la venta incluirán o no el navegador web de la compañía de Redmond, dada la propuesta que Microsoft hizo en su día a la Unión Europea ante el contencioso legal que la enfrentaba a otros productores de browsers liderados por Opera.

La versión que incluye el sistema de elección de navegador, y que recibe como nombre en código Windows 7 N se venderá solamente en el territorio de la Unión Europea, y se corresponderá con aquellas ediciones que puedan adquirirse en comercios (Windows 7 Home Premium y Professional). No obstante, aún resulta una incógnita si realmente va a ser así o bien si Microsoft va a aprovechar algún resquicio legal para “escaquearse” del cumplimiento de este acuerdo.

Comprar ahora una máquina con Vista ¿una buena oportunidad?

Si nos ofrecen una computadora que monte Windows Vista aunque sea a un precio muy bueno, nuestra respuesta sería probablemente que no, que preferimos esperar a la llegada de la nueva hornada de máquinas que ya llevan Windows 7 preinstalado. Y, sin embargo, podemos estar perdiendo una magnífica oportunidad de conseguir una buena máquina a un precio más que excelente y que, además, tenga el hardware adecuado para ejecutar Windows 7.

Habrá que tener en cuenta el coste de la actualización, pero es una opción que no debe descartarse ni tampoco tomarse a la ligera; será necesario examinar bien detenidamente la configuración de hardware de la máquina e incluso consultarlo con la asistencia al cliente de Microsoft (cuyo teléfono o medio de contacto alternativo puede encontrarse en el sitio web nacional correspondiente a su país).

Copyleft 2009 www.imatica.org
Esta obra se encuentra sujeta a la siguiente licencia:
La difusión, reproducción y traducción de este texto se permite libremente en cualquier medio o soporte con las únicas obligaciones de mantener la presente licencia e incluir un enlace o referencia a la página en la que se encuentra el original dentro del servidor www.imatica.org . En medios audiovisuales se requiere la cita al medio www.imatica.org

[tags]Windows,Microsoft,Windows 7[/tags]