HP "denuncia" la forma en que Microsoft cuenta las licencias vendidas para Windows Vista


El fabricante de computadoras, uno de los mayores del mundo, ha revelado a APC Magazine[1] cómo funciona el recuento de licencias vendidas de Windows Vista por parte de Microsoft, que a todas luces no refleja la realidad si es cómo la multinacional norteamericana afirma.

Guillem Alsina ([email protected]) - Hasta 180 millones de licencias del nuevo Windows Vista han sido vendidas hasta la fecha y desde su lanzamiento comercial, según daba a conocer recientemente Microsoft[2] en una nota de prensa oficial que se salía del tono habitual con el que la compañía de Redmond trata sus informaciones financieras. Se subrayaba especialmente esta cifra millonaria de ventas, en opinión de algunos medios para paliar el relativo fracaso que está cosechando Vista entre los usuarios, y sobretodo los corporativos, que acerca a este sistema a la situación generada con Windows Millenium Edition (ME) años atrás.

Pero esos 180 millones de licencias de Windows Vista no se corresponderían a instalaciones reales y en funcionamiento según han revelado desde la multinacional Hewlett-Packard al rotativo en línea APC Magazine[1].

Algo que ya era del dominio público desde hace tiempo es que algunos fabricantes e integradores están aprovechando la posibilidad brindada por la propia Microsoft de realizar un "downgrade" a sus clientes: con la compra de una computadora nueva, se vende una licencia de Windows Vista pero realmente se instala un Windows XP, por lo que si bien la compañía de Redmond contabiliza una venta para Vista, realmente se está utilizando un XP en aquella máquina.

HP ha "denunciado"* esta diferencia en las cuentas: mientras que los fabricantes cuentan un Windows XP, Microsoft hace lo propio con Windows Vista, por lo que las cifras de licencias vendidas del nuevo sistema sobrepasan en buen número las cifras de instalaciones reales en funcionamiento.

Esta situación se da en el entorno empresarial, vendiendo licencias de Vista Business pero instalando XP Professional. El motivo es que las grandes y medianas compañías no quieren invertir un dinero muy necesario en esta época de crisis probando su nuevo hardware y sus aplicaciones de siempre con el nuevo sistema operativo de Microsoft, por lo que optan por quedarse con aquello que conocen y saben que funciona.

Los usuarios finales es otro campo distinto en el que Vista está consiguiendo mayor éxito gracias a las máquinas que se venden en grandes superficies con el sistema operativo ya preinstalado, puesto que pocas veces se solicita un downgrade a XP.

Según APC Magazine, esta situación cambiará después de Enero del año que viene, fecha en la que el downgrade ya no estará contemplado por Microsoft. No obstante, HP y la compañía dirigida por Steve Ballmer se encuentran negociando (al menos según sigue afirmando APC[1]) para conseguir alargar esa fecha todo lo posible.

Recordemos que Microsoft ha empezado una política un tanto errática a ojos de los expertos y el gran público en lo que a Vista se refiere, dando por una parte detalles de la próxima iteración de su sistema operativo (Windows 7[3]) con lo que muchos han dado por muerto y enterrado a Vista, y por otra parte manifestando su plena confianza en este sistema que está batiendo récords de ventas... o por lo menos, eso parece.

* Pese a que esta tal vez no sea la expresión correcta, ya que se trata simplemente de la explicación de una situación más o menos conocida, no de la denuncia de algo desconocido por el gran público.

[tgs]HP, Microsoft, Windows Vista[/tags]