HTC apela la prohibición del HTC One en Reino Unido en su litigio con Nokia


HTC-one-mini

HTC ha registrado una solicitud urgente para apelar el fallo del tribunal por el que tendrá que dejar de vender su terminal HTC One en Reino Unido a partir de este viernes. Asimismo, ha informado que la prohibición sobre el One Mini tendrá un impacto limitado en las ventas globales del terminal.

Los analistas han explicado que la prohibición sobre el One Minino afectará gravemente al negocio ya que el terminal no es el buque insignia de la compañía. Por otra parte, el mercado europeo representa sólo el 20 por ciento de las ventas totales de este dispositivo.

No obstante, las ventas de HTC han caído un 3,6 por ciento este miércoles mientras que han subido un 0,2 por ciento en el mercado taiwanés.

El juez del Alto Tribunal de Inglaterra y Gales ha dado la razón a Nokia al considerar que los teléfonos de HTC violan una patente europea en posesión de la finlandesa relativa a microchips. «Estamos trabajando con nuestros proveedores de chips para explorar alternativas», ha explicado HTC.

El juzgado británico ha permitido que HTC siga vendiendo el HTC One mientras se espera la resolución de la apelación, ya que la prohibición sobre el teléfono estrella de la taiwanesa sí causaría «daños considerables» a su negocio en Reino Unido.

Sin embargo, el juez ha determinado que la venta del One Mini no podrá mantenerse ya que la compañía lo diseñó y lanzócuando ya era consciente de que encaraba una reclamación por infracción de patentes.

En un comunicado Nokia ha explicado que mientras la apelación está pendiente de aprobación, HTC no realizará más envíos de productos a Reino Unido excepto para el HTC One, que se continuará vendiendo hasta que se concluya definitivamente el proceso.

Si HTC no triunfa en su apelación, la orden se aplicará a todos los productos en disputa. Asimismo, Nokia reclamará una compensación económica por la infracción de sus patentes.