I.ndigo, la startup brasileña que desarrolló la aplicación móvil de la toma de posesión de Obama


iindigo

El pasado lunes durante la toma de posesión de Barack Obama, el evento fue consultado 500.000 veces -en iPhones y iPads- por simpatizantes y entusiastas de la política estadounidense. Mientras tanto, un grupo de desarrolladores en el barrio de Santo Amaro, de la ciudad de São Paulo estaba en plenas labores. Eso es porque la primera aplicación oficial de la posesión estadounidense fue desarrollada por los programadores brasileños de la startup I.ndigo.

Detrás del producto de I.ndigo está Edmar Miyake, quien junto con Juan y Danilo Toledo Tomizuka fundó la compañía en 2008. Hoy con 30 años de edad, Miyake fue uno los jóvenes – con edades entre 23 y 25 años – que programaron la aplicación de la ceremonia de Obama.

Self-made hackers

La historia de Miyake con la informática comenzó con un equipo que "nació" el mismo año que él, un MSX, cuyos primeros modelos fueron lanzados en 1983. En 1990, Miyake puso sus dedos en una de estas máquinas que no contaban con unidad para disquete. "Yo escribía y borraba, escribía y borraba", recuerda en entrevista concedida a Terra Brasil.

Las primeras líneas de código para dispositivos móviles se produjeron en 1997, después de un curso de técnico en informática. En 1997, escribió el código para Poket @PC y modelos de Palm. Su afinidad con los lenguajes de programación hizo que Miyake prefiriera cursar la carrera en Administración de Empresas de Informática. "Me di cuenta que la parte técnica la podía afrontar por mí solo", añade. Hoy en día, programa para Android y iOS, "pero sólo como un hobby".

Los productos de I.ndigo – que incluyen además de la app para la posesión de Obama, la aplicación de la boda real inglesa – están a cargo de un "equipo competitivo" de estudiantes de la USP, resalta el empresario. "El mérito es todo de ellos", insiste en destacar.

En el caso de la posesión, fueron 830 mil accesos al producto desde su lanzamiento el 10 de enero.

Vitrina en el extranjero

Los programadores brasileños hicieron una guía para todo lo relacionado con la posesión. Entre las características estaban el streaming de video en tiempo real de los principales eventos, una agenda completa con mapa y guía de actividades, videos y fotos de backstage.

Todo el código fue producido en cuatro semanas, incluyendo Navidad y Año Nuevo.

Valió la pena el esfuerzo. La aplicación fue un éxito y se colocó en el ojo de la prensa estadounidense, siendo señalada en periódicos como USA Today y Wall Street Journal, así como en sitios de internet especializados como Mashable. La articulación con el Partido Demócrata, sin embargo, fue hecha por el brazo estadounidense de la compañía, Taqtile – nombre de la empresa en los Estados Unidos, creada para facilitar el contacto con clientes extranjeros.

"Nosotros ya teníamos un contacto previo con la operadora AT&T y participamos de pre-proyectos con los Demócratas", dijo Miyake. El contacto fue Tomizuka, exoperario de Spring Wireless, para quien Miyake prestaba servicios antes de la fundación de I.ndigo.

Orgulloso por el mérito, Miyake hace hincapié en que la elección no tiene nada que ver con la política. "He seguido mucho (la administración Obama). Simpatizo con él más en comparación con el anterior presidente (Bush). Independientemente de eso, el partido dijo que estaba satisfecho con la aplicación", concluye.iindigo-02

Hacktoon electoral

La tecnología fue un punto importante en la campaña de Obama. Un equipo de programadores de grandes empresas de EE.UU. – incluyendo Google – participaron en el desarrollo de aplicaciones para el correo electrónico, y para recaudar fondos para los teléfonos y las tabletas del comité electoral. Ganó las elecciones, tan sonada que se convirtieron en motivo controversia. Mientras los hackers que trabajaron en el esfuerzo tecnológico – muchos voluntariamente – quieren abrir las fuentes de programas a la comunidad, los Demócratas optan por dar una cara conservadora y optan por cerrar el código, alegando que la apertura acabaría con uno de los mayores triunfos para el partido en futuras campañas.

Nada de eso sucede en  I.ndigo. "En nuestro caso, todo el código es cerrado, no existiendo la posibilidad de apertura del mismo, una vez que poseemos un acuerdo de confidencialidad establecidos con todos nuestros clientes", dice Miyake.

I.ndigo se defiende también de otra polémica: el uso de los datos de los usuarios por el comité. Cinco días después del lanzamiento de la app oficial, fueron publicadas en Twitter  algunas críticas hacia los términos del contrato. Según algunos internautas, los Demócratas tendrían acceso a datos personales. Como consecuencia, los usuarios podrían aparecer en las listas de contactos electrónicos del partido y otras organizaciones relacionadas a la política, sin su consentimiento.

"Sólo la información consentida por el usuario fue recolectada y almacenada al final. Por lo tanto, el usuario deberá introducir manualmente el número de su móvil para recibir notificaciones. Desconocemos cómo será la explotación futura de esta información", dijo Miyake.

Fuente Terra