Increíble, Un australiano utiliza el iPhone 6… con un chip bajo la piel


iphone-chip-01

El audaz Ben Slater se hizo el implante con la intención de que el nuevo smartphone pueda leer el dispositivo y le permita abrir puertas y encender luces sin tocar nada. 

El hombre, quien vive en la ciudad de Brisbane, ya está viviendo la vida del futuro luego de haberse implantado el microchip bajo la píel para que pueda controlar los dispositivos electrónicos con sólo un movimiento de la mano.

El de Slater es un microchip de identificación por radio frecuencia -que cuenta con mediciones similares a un grano de arroz-, el cual fue implantado en su mano izquierda por intermedio de unajeringa hace dos semanas en un salón de tatuajes de Melbourne.

El flamante "hombre-chip", que trabaja como director de publicidad, es un entusiasta de la tecnología que espera con impaciencia la presentación del iPhone 6 en dos días.

Los expertos esperan que la nueva generación de teléfonos inteligentes de Apple tenga la capacidad de leer el microchip implantado en la membrana entre los dedos pulgar e índice.

El agregado que Slater le hizo a su cuerpo puede abrir la puerta principal de una vivienda, encender las luces y almacenar información personal con el movimiento de su mano.

"La cosa más obvia del chip es que me permite guardar mi información de contacto en él, así que yo sólo puedo tocar un teléfono con NFC y pasar mi información a su teléfono", aseguró el hombre.

"Pero también puede activar una acción en mi teléfono para prender las luces de la casa; abrir una puerta segura que reconozca el chip o podría -y probablemente podrá- encender mi automóvil",añadió Slater según publica el periódico Daily Mail.

El director de publicidad reveló que tomó la decisión de implantarse el microchip porque siempre estuvo interesado en el futuro de la tecnología. "Quería tener el chip implantado para generar discusión", dijo.

iphone-chip-02

Slater admitió que el procedimiento para implantar el microchip fue doloroso, pero con rapidez."Sólo tenía que tener mucho cuidado cuando se estaba curando mi mano en el transcurso de las dos semanas siguientes", concluyó el hombre.

Si bien el implante de microchip todavía puede ser nuevo en Australia, ya se convirtió en unatendencia creciente en los Estados Unidos luego de haber sido introducido en 2004, cuando la Administración de Alimentos y Drogas le dio luz verde para su uso para llevar información acerca de las condiciones médicas de las personas.