Internet española pendiente de la votación contra el canon


canon-petitHoy una buena parte de la Internet española estará pendiente de lo que se diga y vote en el Congreso. La votación del Proyecto de Ley de Impulso de la Sociedad de la Información puede dar lugar a un cambio importante en la manera en que se resarce a los autores y artistas por la copia privada.

El famoso "canon digital" se enfrenta, por primera vez, a una votación en la que los diputados y diputados deberán manifestarse si siguen apoyando este sistema de renumeración o por el contrario se buscan nuevas formulas más acordes con la sociedad digital que vivimos y que han conllevado importantes cambios en los hábitos de los consumidores.

Como fruto de esta situación, las páginas de Internet se han llenado durante la última semana con todo tipo de artículos, comunicados, declaraciones y manifiestos que en poco o nada han ayudado a clarificar que es lo que realmente se votara hoy y la realidad de la legislación española y europea sobre la compensación que deben recibir los autores por el derecho a la copia privada.

En este breve artículo desmenuzamos el como y el porque de esa tasa compensatoria y que debatirá en el día de hoy el Congreso de los diputados.

Estas son algunas preguntas claves relativas al canon digital y sus correspondientes respuestas:

- ¿Qué es el canon?

El canon, establecido en España desde 1987, es la compensación que reciben los autores por lo que dejan de percibir como consecuencia de la reproducción de sus obras en el ámbito doméstico, es decir por la copia privada. En definitiva, el consumidor puede hacer una copia de una obra, porque el soporte en el que la realiza está gravado con un canon que compensa al creador.

- ¿Es algo nuevo?

No. Tal como ya hemos dicho, los españoles hace años que pagamos esta tasa, en concreto desde 1992 en aplicación de la LPI aprobada en 1987.

Hasta ahora se pagaba el canon en los soportes analógicos -por ejemplo en las antiguas cintas de casete y de VHS- y también en algunos soportes digitales, como el CD y el DVD. También otros dispositivos estaban sujetos a una tasa, como las fotocopiadoras, scanners...

- ¿El canon sólo se aplica en España?

Todos los países europeos aplican este sistema para compensar a los autores, menos Irlanda, el Reino Unido, Malta, Chipre y Luxemburgo.

Hay que tener presente que tanto en Irlanda como en el Reino Unido no se contempla legalmente la existencia de copia privada.

Según un estudio sobre copia privada elaborado por la consultora Econlaw y presentado al Grupo Europeo de Sociedades de Autores y Compositores (GESAC), la recaudación del canon digital en toda Europa se eleva a unos 450 millones. En caso de mantenerse el actual redactado y tirar adelante la propuesta del Gobierno esta cantidad aumentaría a los 500 millones.

El dinero que ingresan las Sociedades de Gestión de derechos es muy dispar. A la cabeza se sitúa Alemania con 150 millones de euros, Francia, ocupa la segunda posición europea mientras que de aprobarse la propuesta presentada por el Gobierno situaría la recaudación española en unos 110 millones.

- ¿Qué vamos a pagar ahora?

En primer lugar debemos aclara que el canon lo paga el fabricante que por lógica lo repercute en el precio final que pagará el consumidor.

Cuando se reformó la Ley de Propiedad Intelectual (entró en vigor en julio de 2006) para adecuarla a la directiva europea sobre la Sociedad de la Información, se extendió el canon a todos los soportes digitales. El listado de estos soportes y la tarifa de cada caso, según la ley, debe regularse cada dos años en una orden ministerial conjunta de Industria y Cultura, que deben hacer su propuesta si las partes -sector industrial y entidades de gestión de derechos de autor- no llegan a un acuerdo.

Lo que se discute ahora es precisamente la propuesta que han hecho estos dos departamentos para aprobar la orden ministerial en las primeras semanas de enero. Esta propuesta actualiza el canon en los soportes en los que ya estaba instaurado y lo incorpora a otros nuevos. Así, el CD-R estará gravado con un canon de 0,17 euros, los teléfonos móviles o PDA -que dispongan de MP3-, con 1,5 euros, y los MP3 y MP4 con 3,15 euros.

- ¿Cuánto se recauda y quién lo reparte?

Son las entidades de gestión de derechos de autor quienes reciben el canon. Aunque la campaña en contra de esta tasa se ha personalizado en la SGAE, esta es una (la más importante) de las siete receptoras que existen en España

La ley contempla quienes deben ser los receptores del canon en función del soporte o formato.

  • En la modalidad reprográfica (texto, fotografía) son los autores y los editores.
  • En la modalidad de audio, son los artistas, intérpretes y ejecutantes, los autores y los productores fonográficos.
  • En la modalidad de video, los artistas, intérpretes y ejecutantes, autores y productores audiovisuales.

La ley otorga a las sociedades de gestión la recaudación debiendo repartir entre sus asociados la cantidad ingresada. Aunque no toda, el 20 por ciento de esta recaudación se destina, por ley, a actividades culturales (como la formación, promoción y asistencia a los autores).

- ¿Por qué esta polémica?

El canon enfrenta a las entidades de gestión con el sector de la industria de las nuevas tecnologías y a las asociaciones de internautas, que consideran injusto e indiscriminado este gravamen, que, a su juicio, frenará el crecimiento tecnológico.

Estos colectivos se agruparon en la plataforma Todoscontraelcanon y reclamaron que las administraciones públicas, empresas y particulares que usan soportes digitales con contenidos no sujetos a derechos de autor -es decir tener un CD con datos privados o fotos- deben estar exentos del pago del canon, porque 'en beneficio de unos pocos, se penaliza a todos'. Además reclaman 'transparencia' en el reparto de esta recaudación, pues consideran a las entidades de gestión 'opacas'.

- ¿Posturas unánimes en contra del canon?

La verdad es que no. La Asociación de Internautas ha sido el grupo más "radical" en la oposición al canon y mantiene una batalla judicial con la SGAE por una polémica sentencia fallada en favor de la Sociedad de Autores. También la Asociación de Usuarios de Internet participa en la plataforma y en los últimos meses ha "radicalizado" su discurso en contra de la aplicación de la tasa.

En cuanto a las organizaciones empresariales, AETIC y ASIMELEC también apoyan la plataforma en contra del canon aunque está ultima, la mayoritaria del sector, se muestra dispuesta a negociar nuevas formulas de aplicación de esta tasa.

Sin embargo, las dos asociaciones muestran su preocupación por el hecho de que la aplicación del canon dispare las ventas del mercado paralelo y la compra por Internet a tiendas extranjeras que no aplican esta tasa.

- ¿Posturas unánimes a favor del canon?

Tampoco en el sector multimedia todos se muestran favorables a esta tasa. Los autores, agrupados en sus distintas entidades de gestión, como compositores, músicos... han mostrado fervorosamente su apoyo.

Por su parte la industria discográfica y cinematográfica no está por la labor. Su postura es eliminar la figura legal de la copia privada y permitir la inclusión de sistemas tecnológicos que impidan la copia de cualquier obra protegida.

- ¿Qué se vota el jueves en el Congreso?

El jueves se vota una enmienda que fue introducida en el Senado a la Ley de la Sociedad de la Información. En está se insta al Gobierno a eliminar el canon en el plazo de un año y pide buscar 'fórmulas alternativas' para proteger 'los justos derechos de autor y propiedad intelectual'.

La enmienda fue propuesta por Entesa Catalana de Progrés y aprobada con el apoyo de todos los grupos de la Cámara Alta, salvo el PSOE.

- ¿Que votará cada partido?.

El PSOE mantendrá la actual formulación de la ley rechazando las enmiendas que fueron introducidas en el Senado.

El principal partido de la oposición, el PP, votará por mantener la enmienda que insta al gobierno a eliminar el canon.

Los parlamentarios catalanes de Izquierda Unida respaldarán la enmienda que fue presentada por el senador de ICV contando con el apoyo de dos diputados de los verdes , adscritos al Grupo Socialista, Francisco Garrido y Joan Oms.

Por su parte, el grupo parlamentario de CiU se decantará por votar en contra de la enmienda.

Todo lo contrario a Coalición Canaria, socia del PP en el Gobierno autónomo, que ha manifestado su intención de apoyarla.

- Los indecisos

Queda por definir la postura que tomarán el PNV y ERC. Ambos partidos mantienen abierta una vía de negociación con el PSOE por lo que probablemente deberemos esperar al inicio de la sesión para conocer su postura.

Tampoco han dado a conocer su postura los tres diputados de IU que con mucha probabilidad podrían votar en contra de una enmienda presentada por sus socios catalanes.

- Si salen adelante las enmiendas... ¿se acabará el canon?

La verdad es que no. Y es que la enmienda que se va a debatir insta al Ejecutivo a que, en el plazo de un año, presente un proyecto de ley con otro tipo de sistema de compensación diferente al gravamen actual.

"Todo esto es una tormenta en un vaso de agua", asegura el senador socialista Felix Lavilla, quien insiste en que la enmienda no supone la desaparición del canon, si no que llama a una negociación entre las partes que puede extenderse en el tiempo. Lavilla cree que se está haciendo "demagogia" con esta cuestión, especialmente por parte del Partido Popular a quien acusa de mantener una postura electoralista.

El abogado, especialista en temas de propiedad intelectual, Carlos Sánchez Almeida, del Bufet Almeida, opina, además, que "La aceptación de la enmienda sólo implica un llamamiento al gobierno para que modifique una parte de una ley. Y en marzo, los españoles están llamados a las urnas. Por lo tanto, el ejecutivo que salga de las próximas elecciones podría, por ejemplo, retirar la Ley de Propiedad Intelectual [LPI]"

Este, además, esta convencido que el canon por copia privada no va a desaparecer ya que viene impuesto por una directiva europea.

Asimismo, tampoco está en tela de juicio que los artistas y creadores tengan derecho a una compensación equitativa por esas copias de sus obras, algo que también reconoce la normativa de la UE.

Como recuerda Sánchez Almeida, los autores tienen derecho a una compensación por las copias privadas realizadas por los consumidores. Pero la directiva europea que lo regula -en España se recoge en la Ley de Propiedad Intelectual- no establece en ningún momento cómo tiene que gestionarse.