Inversores cambian Internet por firmas de lujo


lujo-petit

Las compañías de productos de lujo o relacionadas con el mundo de la moda están desplazando a Internet como foco de interés para los inversores más ávidos.

Una muestra de ello es la aparición de índices especializados en rastrear este tipo de empresas. Al menos seis surgieron durante este 2007, según datos compilados por Bloomberg. BNP Paribas SA puso la pelota en juego en febrero con la asistencia de la unidad de índices de Deutsche Boerse AG. CurtCo Robb Media LLC, cuyas revistas Robb Report van dirigidas a personas acaudaladas, es el más reciente nuevo miembro.

Apenas la semana pasada, un fondo cotizado que les sigue la pista a fabricantes y vendedores de artículos lujosos hizo su debut en la Bolsa de Nueva York. El ETF, como se conoce a estos fondos cotizados por su sigla en inglés, iniciado por Claymore Securities Inc., se basa en el Robb Report Global Luxury Index.

El lujo ha emergido como tema de inversión en respuesta a la prosperidad, en especial en mercados emergentes. El número de hogares con activos por más de $1 millón subió 8.3 por ciento el año pasado, según un estudio realizado por Merrill Lynch & Co. y Cap Gemini SA.

El lanzamiento de esos índices y las inversiones vinculadas con ellos, como los ETF, semejan la iniciativa de desarrollar indicadores de las compañías online durante la burbuja de Internet. El Chicago Board Options Exchange, Dow Jones & Co., Goldman Sachs Group Inc., la revista Interactive Week y TheStreet.com Inc. tenían sus propias versiones. Lo mismo Bloomberg LP, la matriz de Bloomberg News.

Conforme arriban los índices de lujo, las perspectivas de crear riqueza se vuelven menos seguras. Las firmas de capital riesgo y los fondos de cobertura sufren por el colapso del mercado de hipotecas subprime y su efecto dominó sobre otros tipos de préstamos.