Justicia brasileña ordena a Google retirar de YouTube película antiislámica


image

Un tribunal del estado brasileño de Sao Paulo ordenó este martes a Google retirar de la plataforma YouTube cualquier video que contenga escenas de la película "La inocencia de los musulmanes", que generó masivas protestas en los países islámicos, según un comunicado.

 

En una decisión preliminar, el juez Gilson Delgado Miranda indicó que YouTube tiene 10 días para cumplir la decisión, "bajo pena de multa de 10.000 reales (unos 4.950 dólares) por día de incumplimiento".

Delgado falló a favor de la Unión Nacional de Entidades Islámicas (UNI), que abrió un proceso contra Google en Brasil. La decisión se emitió horas después que la presidenta Dilma Rousseff condenara la "escalada islamófoba en los países occidentales" en su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

"El caso realmente abarca una cuestión compleja y de difícil solución. La verdad, trae un conflicto claro en relación a la libertad de expresión y a la necesidad de protección de individuos o grupos humanos contra manifestaciones que puedan inducir o incitar a la discriminación religiosa", indicó la sentencia.

"Cancelar lo que es ilícito no ofende el valor relevante de la libertad de pensamiento y de comunicación", añadió Delgado.

El magistrado rechazó una segunda solicitud de la UNI que pedía controles para evitar que los contenidos puedan ser publicados nuevamente y pidió a YouTube que informe al tribunal si esto ocurre para ordenar otra vez el retiro de los videos.

La decisión "es buena para evitar que se digan esas cosas horribles. (...) Va a proteger la libertad de culto", comentó el presidente de la Asociación Islámica de Brasil, Bilal Jumaa, citado por el diario O Estado de Sao Paulo en su sitio web.

La película, que muestra al profeta Mahoma como un matón mujeriego, hizo estallar la violencia en los países del mundo árabe desde el pasado 11 de septiembre, en protestas saldadas por la muerte de más de 50 personas.

La semana pasada, un juez estadounidense rechazó la solicitud de una actriz que trabajó en la película de prohibir a YouTube seguir mostrando el tráiler en Estados Unidos.