La televisión 4K tendrá su «debut mundial» en Brasil 2014


resoluciones-pantalla
Aunque se harán grabaciones en Ultra HD durante la competencia, no habrá transmisiones en esta resolución. Esto porque todavía no hay claridad sobre cómo distribuir este tipo de contenido.

 

Después del alcance limitado del 2010, el mundial de fútbol de Brasil 2014 verá las transmisiones de los partidos en HD como algo estandarizado. Según se ha anunciado, los canales de TV abierta, operadores de cable e incluso las opciones en internet permitirán una reproducción en alta definición.

Pero los fabricantes de televisores están mirando más allá y buscan usar el mundial como un momento para impulsar el crecimiento del mercado 4K (cuyo nombre oficial es Ultra HD, o UHD). No están solos en la iniciativa: la misma FIFA firmó un acuerdo con Sony para grabar tres partidos del certamen en 4K (uno de la segunda ronda, uno de cuartos de final y la final del 13 de julio), además de la elaboración del «film oficial» del Mundial.

Pero ¿qué es UHD? A esta altura no es un concepto nuevo, pero los precios prohibitivos de los primeros televisores con esta resolución hacen que no sea de conocimiento masivo. En términos concretos, 4K significa poner cuatro pantallas Full HD en un display, por lo que tiene una resolución de 3.840 pixeles en el eje horizontal y 2.160 en el vertical (frente a los 1.920×1.080 de Full HD).

«Es casi como ver por la ventana», dice Ji Hee Lim, gerente de televisión y audiovideo de Samsung Chile, explicando que «son más de 8 mil pixeles en la pantalla, y eso hace que la calidad sea muy superior al actual Full HD».

Xavier Lombardo, vicepresidente de LG Chile, afirma que la tecnología «permite tener pantallas más grandes, con una muy buena resolución». Esto explica que los televisores UHD estén sobre las 50 pulgadas e incluso superen las 80. En cuanto a precio, los primeros televisores llegaron a precios superiores a los 7 millones de pesos. Si bien han bajado durante el último tiempo, estando cerca del millón de pesos en los modelos de entrada, todavía están lejos de ser algo masivo.

Fútbol en 4K

Según Yerko Galinovic, especialista de producto de Sony, las ventajas de esta tecnología al ver fútbol son varias. «Primero la resolución. Todo se ve más nítido. Se puede ver a la gente en la barra, hace que toda la experiencia se vea mucho más realista. También hay mejoras en la fluidez de movimiento, por lo que toda la acción de la pelota, de un lado a otro de la cancha, se ve mucho mejor».

Si bien la FIFA y Sony grabarán tres partidos en UltraHD, no habrá transmisiones en esa calidad y aún no está del todo claro cómo se podrá ver ese material o si sólo formará parte de la película oficial de Brasil 2014. Entonces, ¿cómo aprovechar un televisor 4K en el mundial?

Por ahora la única opción es aprovechar los «Upscaler» que traen los televisores UHD actualmente disponibles en el mercado. «Es un sistema de mejoramiento de la imagen en cualquier contenido, ya sea HD o Full HD. El procesador lo va a convertir en algo muy cercano a 4K», explica Lee Him.

Según los fabricantes, esta modificación digital de la imagen lo acerca a una resolución 4K, con una calidad superior a lo que ofrece una transmisión actual en HD. El proceso de mejora del contenido es automático y ocurre con todo el contenido que se vea en el televisor.

Problemas de entrega

Más allá del próximo mundial, el principal problema de la tecnología 4K es el escaso soporte que tiene en cuanto a contenido. Si bien los grandes estudios graban sus películas en esta resolución, aún no hay un modo estandarizado para distribuirlas. Los problemas se basan principalmente en el espacio de almacenamiento que ocupan.

Las opciones por ahora son pocas. Una es crear un sistema físico, que permita recibir contenido UHD en, por ejemplo, un disco duro o un disco óptico. Samsung optará por la primera, con un sistema que debería estar disponible antes del Brasil 2014 y que entregará películas y documentales 4K a los nuevos dueños de uno de estos televisores. Sony, mientras, impulsa la comercialización de Blu-rays «masterizados en 4K»).

Pero la gran opción, según los fabricantes consultados, es el streaming por internet, con un actor clave: Netflix. La compañía de Reed Hastings es vista en la industria como el gran impulsor de la transmisión online de video en 4K, liberando una versión UHD de su serie «House of Cards» en algunos países. «Definitivamente el streaming está tomando cada vez más fuerza. Hay países donde hay una limitación técnica, porque no hay fibra óptica o la banda ancha es muy cara. Creemos que todo va a migrar a internet muy rápidamente», afirma Xavier Lombardo.