La UE fijará desde el verano tarifas máximas para llamadas móviles desde fuera del país del usuario


roaming-petitLa comisaria de telecomunicaciones propondrá una reforma normativa y la creación de un regulador europeo

La Unión Europea fijará desde este verano las tarifas máximas que podrán cobrar los operadores de telefonía móvil por llamadas realizadas por los usuarios desde fuera del país del usuario, según anunció hoy en Barcelona la comisaria europea de telecomunicaciones, Viviane Reding.

Reding explicó que «el Consejo de Ministros y el Parlamento votarán en junio un techo para las tarifas de ‘roaming’ (itinerancia) por debajo del cual los operadores tendrán un amplio espacio para sus modelos de negocio».

Además, puntualizó que la normativa ya será aplicable «este verano», ya que no necesita transposición en cada país. «Cuando se apruebe en Europa, será de aplicación directa en los 27 países miembro», aclaró.

La comisaria celebró que, pese a unos inicios en los que las tarifas máximas que defendían las diferentes comisiones relacionadas con telecomunicaciones y los máximos organismos de la UE eran diferentes, y que todavía no hay acuerdo sobre una cifra, «las posiciones se están acercando mucho y habrá acuerdo próximamente».

Reding destacó que la fijación de un máximo en las tarifas de ‘roaming’ «beneficiará al turismo», ya que «no verán una factura desorbitada cuando vuelvan de sus vacaciones» a su país de origen.

CREACIÓN DE UNA AUTORIDAD EUROPEA REGULADORA DE TELECOMUNICACIONES.

La responsable de Telecomunicaciones de la Unión también avanzó que este verano propondrá «una reforma del marco legislativo», que actualmente está repartido en cinco directivas sobre el sector, para conseguir «una industria más fuerte, la penetración de las telecomunicaciones igualitaria en los diferentes países y un mejor servicio a los ciudadanos».

Para conseguirlo, destacó entre las reformas la creación de una autoridad reguladora de ámbito europeo para conseguir hacer efectiva «la apertura de los mercados y garantizar la aplicación de las normas» en toda la UE.

Una de las prioridades de la Unión Europea es «garantizar un espacio europeo de telecomunicaciones» y que los reguladores de cada país «apliquen con consistencia la normativa, no puede ser que unos países lo hagan y otros no». Reding recordó que muchos operadores operan a nivel internacional, y puso como ejemplo a Telefónica, «que tiene un tercio de su negocio fuera de España».