La UE podría multar a Telefónica con 100 millones de euros por abuso de posición dominante en ADSL


La Comisión Europea impondrá el miércoles a la empresa española Telefónica una «muy cuantiosa» multa, que podría rondar los 100 millones de euros, por «abuso de posición dominante» en el mercado de las conexiones de internet de banda ancha, confirmó este martes un alto responsable comunitario.

Agencias – La sanción podría llegar incluso al 10% de la facturación del último ejercicio de la operadora española (52.901 millones de euros en 2006), aunque las fuentes consultadas descartaron esta posibilidad y admitieron que «lo más probable» es que pueda ser «algo superior» a los 100 millones de euros. En cualquier caso, esta cantidad supondría la mayor multa jamás impuesta por la Comisión a una compañía europea de telecomunicaciones.

«La decisión que tome la Comisión va a suponer un gran varapalo para la compañía, de forma que es muy posible que sirva de ejemplo al resto de operadoras europeas y que, a partir de ahora, piensen dos veces a la hora de establecer los precios que cobran por el acceso a internet», señaló la fuente.

La Comisión Europea había lanzado en febrero de 2006 un procedimiento formal contra Telefónica tras comprobar en una investigación que recurre a prácticas anticompetitivas desde 2001 en el sector de los servicios de banda ancha para impedir la entrada al mercado de compañías rivales.

Bruselas acusa a Telefónica de «intentar expulsar» del mercado al resto de operadoras mediante el «estrechamiento de márgenes«, al cobrarles unos precios mayoristas elevados por la red de banda ancha. «Con esta práctica les queda muy poco margen de beneficios en relación con los precios que finalmente los competidores de Telefónica cobran a sus abonados de ADSL», sostienen fuentes del departamento que lidera la comisaria de Competencia, Neelie Kroes. La denuncia contra Telefónica había sido presentada en 2003 por France Télécom (entonces Wanadoo).

Según la investigación, la práctica llevada a cabo por Telefónica tiene un doble efecto: desalentar a la competencia y, por consiguiente, mantener los precios a un alto nivel. Telefónica es el único operador que tiene una red de banda ancha con cobertura en todo el territorio español.

Pero el caso va más allá de la condena por prácticas ilegales, señalaron otras fuentes comunitarias, en referencia a la insistencia de Kroes en instaurar en Bruselas un regulador europeo de las telecomunicaciones que ejerza un poder real y mucho mayor que el que ostentan las autoridades reguladoras nacionales. «Esta cuestión es de gran calado y en ella la comisaria está poniendo todo su empeño«, manifestaron esas fuentes.

Una opinión corroborada incluso por un portavoz de la propia Telefónica, para quien «ésta es la verdadera razón» de la condena «ejemplar» contra el grupo español. «Nosotros hicimos lo que nos dijo la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) así que estamos dentro de la ley y, por tanto, la verdadera razón es querer instaurar el regulador europeo al precio que sea», declaró a la AFP.

«De concretarse la multa ejemplar, se crearía en el mercado español un desbarajuste jurídico de impredecibles consecuencias, además de que la CMT sería, en realidad, la que más perdería en todo este asunto, puesto que en el futuro las compañías prescindiríamos de las líneas que marcara«, agregó.

En ese marco, señaló que la dura multa «es lo de menos«, ya que al apelarse la decisión ante la justicia europea no se pagaría de inmediato, aunque admitió que la «imagen» de Telefónica podría verse afectada.