Las ventas del Q10 decepcionan, Blackberry sigue sin levantar cabeza


Cuando Thosten Heins y compañía presentaron el sistema operativo BlackBerry 10 en enero, anunciaron dos teléfonos: Z10 y Q10. El primero era uno equipo sin teclado físico, entregando todo el control a su pantalla touch. El segundo era un equipo heredero de la historia de la compañía, con un teclado físico pero también equipado con una pantalla táctil.

Q10 llegó a tiendas hace un par de meses, con la idea de que este era el teléfono que conquistaría al público y a los fanáticos de la marca. Pero, según un informe de The Wall Street Journal, no fue así.

El periódico norteamericano indica que las ventas del teléfono en Estados Unidos han sido malas, con varias tiendas reportando problemas de inventario. Por ejemplo, la cadena Wireless Zones declaró que sólo vendieron algunos equipos y varios fueron devueltos poco después. Finalmente tuvieron que devolver el inventario a su proveedor.

Otro detalle interesante es que la presencia del Q10 y Z10 no generó un importante cambio de equipos en los fanáticos de la marca, algo que se vio en que las tiendas de teléfonos usados no notaron un aumento en la cantidad de equipos BlackBerry antiguos recibidos.

Ni BlackBerry ni los operadores de telefonía móvil en EE.UU. comentaron la información. La compañía canadiense no suele entregar cifras de venta para dispositivos específicos. De todas formas, la próxima entrega de resultados financieros de BlackBerry está fijada para el 27 de septiembre.

Aun con el lanzamiento poco satisfactorio de Q10, la compañía todavía tiene algunas opciones para cambiar su suerte. En algunos meses lanzará en Latinoamérica y otros mercados emergentes el Q5, un nuevo equipo BB10 con teclado físico y una construcción plástica, pensado como un teléfono de menor costo y además se espera para antes de fin de año la presentación de su primer «phablet».