Lifelogger, la cámara que graba tu vida en primera persona


lifelogger-camara

Los creadores de esta cámara quieren conseguir 150.000 dólares en Kickstarter. Se coloca con una diadema al lado de los ojos y graba lo que ves.

Lifelogger es un nuevo proyecto llegado a Kickstarter en busca de financiación que, de conseguirla, crearía un producto peculiar. En este caso, una cámara para graba el día a día tal y como lo vemos, ya que se coloca cerca del ojo gracias a una diadema. Después, almacena todo lo grabado en la nube, donde se puede acceder a la información en una curiosa línea temporal.

Sus creadores quieren conseguir 150.000 dólares para terminar el desarrollo del hardware (es decir, la cámara en sí) y del software, que esperan que también pueda reconocer voces, texto y hasta caras. Por el momento han recaudado algo más de 70.000 dólares, así que están cerca de la mitad de su objetivo a falta de 41 días para que termine el plazo.

La creación de la cámara comenzó hace 16 meses y desde entonces se han probado diversos prototipos. Actualmente cuenta con WiFi, Bluetooth, GPS y 32 GB de almacenamiento (en realidad, se trata de una tarjeta microSD, por lo que la cantidad se podrá aumentar hasta llegar a los 64 GB). La cámara tiene un sensor de 5 megapíxeles y graba video en 720p. El dinero les permitirá explorar varias opciones para ahorrar en consumo de batería.

La principal ventaja es que al estar colocado tan cerca del ojo, Lifelogger graba realmente aquello a lo que está mirando el usuario. Además, sigue los movimientos de la cabeza, por lo que es más preciso que opciones de corbata.

Todo el proceso se controlará desde el teléfono, para facilitar el uso de la cámara (no será necesario quitársela para hacerla funcionar). La aplicación también es el centro de mandos para subir el contenido a la nube (será posible subir todo lo grabado o seleccionar los vídeos que se deseen).

Por su parte, el software es aún más ambicioso, ya que sus creadores quieren que los usuarios puedan seleccionar el contenido en base a una serie de metadatos, que van desde la localización a las voces o las caras registradas. De todos modos, esto no es más que su visión, así que dependerá de si consiguen el dinero que quieren recaudar.

Si finalmente logran su objetivo, las primeras unidades de Lifelogger comenzarán a enviarse en diciembre de este año (si no hay retrasos en la cadena de producción) a quienes hayan donado los 169 dólares que cuesta la cámara actualmente (también hay otra oferta por 189). Cuando se ponga a la venta su precio será de 289 dólares por unidad.