LLegó la hora. Los relojes inteligentes serán la estrella de IFA 2013


Las grandes estrellas de la edición de 2013 del salón de la electrónica IFA de Berlín de este año serán los relojes inteligentes, auténticas terminales multimedia en la muñeca, que relegan a segundo plano teléfonos inteligentes, tabletas y televisores de ultra alta definición.

Para Annette Zimmermann, analista de la agencia especializada Gartner, «los focos se centrarán este año en el IFA en los relojes inteligentes», que tendrán las mismas funciones o similares que los smartphone.

Samsung entra al mercado de los relojes inteligentes, el modelo será presentado en el salón de la electrónica IFA de Berlín. Foto: Divulgación
Samsung entra al mercado de los relojes inteligentes, el modelo será presentado en el salón de la electrónica IFA de Berlín.
El IFA abre sus puertas el miércoles a los profesionales y el viernes al gran público.

Samsung será la estrella este año otra vez, ante la ausencia de Apple, que no participa normalmente en los salones internacionales de la electrónica.

El grupo coreano que domina ahora el mercado de los smartphones va a presentar el miércoles su esperado reloj Galaxy Gear, adelantándose a la marca de la manzana.

El año pasado, la IFA abrió con fondo de guerra de patentes pocos días después de la victoria judicial de Apple contra Samsung. En esta ocasión, la batalla tecnológica se librará en el terreno de la innovación, donde los coreanos son líderes.

Tras meses de rumores, Samsung ha elegido Berlín para presentar mundialmente su nuevo reloj «inteligente». Aunque, según la prensa, el «iWatch» de Apple ya está en las fábricas de Taiwán.

Desde hace unos días, Samsung trata de atizar la impaciencia de los ‘geek’. «Este nuevo aparato va a mejorar y enriquecer la experiencia móvil de muchas formas. Va a lanzar una nueva tendencia en las comunicaciones móviles inteligentes», vaticina Lee Young-hee, una de las directivas de la marca, en unas declaraciones al diario The Korea Times.

Tras la revolución de los smartphones y de las tabletas, llevar el ordenador ‘puesto’ en uno mismo parece como la caída de una de las últimas fronteras imaginables en el mundo de la electrónica.

A principios de año, Google había adelantado esta «informática vestimentaria» al desvelar un prototipo de gafas interactivas conectadas a internet. En el caso de los relojes, varios fabricantes como Sony, Motorola o Casio ya están también en ello.

«La ultramovilidad» en general centrará el IFA, según Annette Zimmermann. «Los usuarios tienen actualmente importantes necesidades de movilidad», explica. El acceso a los correos, a las redes sociales, a las fotos, etc. tiene que ser permanente, independientemente de donde se esté.

Los híbridos de teléfono y tableta de talla media atraerán particularmente las miradas, al igual que las «smart PC» que combinan pantalla táctil y pequeño teclado, que ya atrajeron miradas en 2012.

En cuanto a los televisores, los 3D, estrellas del último salón, van a quedar obsoletos con los ultra-HD, televisores con una resolución cuatro veces mayor que los aparatos Full HD.

Aunque más que nunca forman parte de la vida diaria, los productos electrónicos «fascinan de manera increíble», dice Christian Göke director del parque de exposiciones de Berlín. En 145.000 m2, 2% más que el año pasado, los visitantes del IFA –240.000 el año pasado- podrán buscar el último grito.