Los “anti-mac” sacan punta de los problemas de Apple con el iPhone


image

Con Apple no hay medias tintas... o te entusiasma o la odias.

Desde su nacimiento la compañía ha sumado todo un ejercito de fieles seguidores capaces de seguirla hasta en los momentos más difíciles... pero también, otro numeroso grupo de usuarios que siempre han detestado los productos de la marca por ser demasiado infantiles, simples o no dejar al usuario la libertad de elección.

Unos y otros han "convivido" durante años separados por un muro invisible regocijándose siempre de los fracasos de sus "oponentes".

El hecho de que Jobs optará por BSD como base para desarrollar Mac OS X supuso una importante victoria para la "comunidad Mac", de golpe miles de desarrolladores del software libre abandonaron el mundo "Wintel" y descubrieron la luz.. de la manzana. Por supuesto, el éxito de productos como el iPod o el iPhone dejó silenciosa a los seguidores del PC de toda la vida a la espera de un nuevo "lider" que abanderará sus viejos resentimientos.

La pugna desatada entre Apple y Google reavivó los ánimos de estos últimos y con el auge de Android se sintieron de nuevo con la confianza suficiente para criticar a Apple y los fallos de sus productos.

La primera ocasión llegó con los problemas de cobertura del iPhone. Por primera vez en muchos años, miles de artículos explicaban el gran fracaso de la compañía... no sucedió nada, y las ventas del iPhone siguieron su carrera ascendente

Pero el nuevo iPhone 5 ha desatado de nuevo los ánimos de los críticos. Para la legión de "anti-macs" este nuevo producto es una muestra más del declive en innovación de la compañía que ya se inició con el 4S.

Seguidores y críticos  están enfrascados estos días en un debate a través de blogs y redes sociales sobre la compañía

Los críticos coinciden en asegurar que Apple está dando señales de haber dejado atrás su años dorados. Para ellos, Apple tocó techo y ahora va cuesta abajo. Como es natural en todo ciclo de vida, humana o empresarial. Sus fieles seguidores desestiman semejante discurso que creen motivado por la envidia por los éxitos cosechados en los últimos años.

Al frente de los críticos se ha situado el editor de tecnología de la revista Newsweek, Dan Lyons.

Este empezó por quejarse de la poca innovación que presentaba el iPhone 5. "Con dos años para planificar una revolución, el afamado diseñador de Apple, Jonathan Ive, reemplazó la diminuta pantalla de 8,9cm por una un poco menos diminuta de 10,2cm. ¡Vaya sorpresa! ¿Qué has hecho con el resto del tiempo, Jony? Esto es lo que pasa cuando una compañía es tacaña para invertir en investigación y desarrollo", escribe Lyons.

El especialista amplia su descontento con otros productos de Apple, como los iPods, los iPads, afirmando que la compañía se ha convertido en su más fiel imitadora, apostando por los seguro y explotando la formula hasta la saciedad. El "producto  es tan popular, que su fabricante no se atreve a modificar su fórmula", escribe.

Las opiniones de Lyons son retwiteadas y apoyadas por los miles de críticos, al contar en su favor a un experto prestigioso.

Los analistas con Apple

En todo este debate abierto en la red, la mayoría de los analistas de firmas como Gartner o Forrester muestran su apoyo a las decisiones de Apple.

El analista de Eweek Don Reisinger, considera que el problema generado con los mapas terminará siendo superado, en parte porque estos no son una aplicación de tanta importancia, en segundo lugar porque la compañía manejó el asunto en forma apropiada, y finalmente porque los consumidores siempre perdonan a Apple".

"Creemos que aunque, desde un punto de vista tecnológico, es posible que Apple no haya dado un salto por delante de sus competidores (con el iPhone 5), la experiencia que otorga a los usuarios con su producto sigue siendo la marca a superar", comentó a BBC Mundo Carolina Milanesi, analista de la firma Gartner.

Milanesi apunta al logro conseguido por Apple de lograr una integración de sus diferentes productos, "generando - en su opinión- una riqueza de experiencia que, junto con la marca, le permite tener los mayores márgenes en la industria de los teléfonos".

Finalmente, Sarah Rottman,  analista de Forrester Research, dice que "Yo sé que está de moda despedazar a Apple y decir que se acabó su historia. Pero creo que es prematuro, no veo evidencia que apoye esta opinión" (..) "Apple ya no está solo en el mercado, pero sigue vendiendo millones de unidades. No creo que haya perdido su magia".

El debate sigue en la red. Los críticos lo tienen difícil para convencer a los seguidores de Apple, pero estos últimos siempre aportan como ejemplo el hecho de que el consumidor cuando puede elegir siempre se decanta por un iPhone en lugar de un Android... "¿Por algo será", concluyen.