Los detenidos de Anonymous se enfrentan a una pena de uno a tres años de cárcel


A los detenidos se les acusa de interrupción del funcionamiento de delitos informáticos, que podría está penado con entre uno y tres años de cárcel

El comisario principal de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, José Luis Olivera, ha afirmado que los detenidos de la cúpula de Anonymous en España son "personas normales de entre 30 y 32 años", mientras que el comisario Manuel Vázquez ha añadido que son "expertos informáticos, ya que dos de ellos no tenían conexión a Internet propia, sino que utilizaban las redes Wi Fi de sus vecinos". A los detenidos se les acusa de interrupción del funcionamiento de delitos informáticos, que podría está penado con entre uno y tres años de cárcel.

   Así, Olivera ha asegurado que ha sido "muy difícil" identificar a los tres detenidos en Alicante, Barcelona y Almería "porque utilizan muchos métodos en enmascaramiento". Además, Vázquez ha explicado que se les considera "los máximos responsables directivos de Anonymous en España" en el sentido funcional y no jerárquico, y que uno de los detenidos, concretamente el marino mercante de 31 años arrestado en Almería, era el que tenía en su domicilio de Gijón el servidor que ha sido desmantelado, que "es el único que hay en España".

   Mientras, los otros dos eran los administradores de un chat. No obstante, ha advertido de que "pueden surgir otros chats y administradores". Vázquez también ha señalado que la detención del 'hacker' en Almería "tuvo lugar la misma tarde en la que se había aprobado un ataque a los partidos mayoritarios que iban a concurrir en las elecciones autonómicas y municipales del 22-M". Desde el servidor hallado en Gijón se coordinaron los ataques a web gubernamentales, financieras y empresariales de todo el mundo, según informa la Policía.

   Además, ha concretado que a los detenidos se les imputan los delitos de interrupción del funcionamiento de sistemas informáticos, estipulado en el artículo 264.2 del Código Penal, con una pena de cárcel de uno a tres años, que se incorporó en su última reforma. También se les acusa de asociación ilícita y, si se demuestra que han obtenido datos personales, del delito de descubrimiento y revelación de secretos.

   A su vez, ha apuntado que los arrestados eran los encargados de los votaciones en las que se decidían los objetivos que iban a ser atacados y que ayudaban a los que querían colaborar en los ataques a descargar en sus propios ordenadores el programa LOIC, con el que aportaban sus ordenadores para atacar. "Incluso tenían un manual", ha añadido.

   Los representantes de la Policía han explicado que desde el servidor desmantelado se organizaban los ataques de Denegación de Servicio (DDoS) llevados a cabo contra la Junta Electoral Central el pasado 18 de mayo, a los Mossos d'Esquadra y a UGT. También son los responsables de los ataques perpetrados contra la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE) y al Ministerio de Cultura como protesta por la tramitación en el Congreso y el Senado de la Ley de Economía Sostenible, uno de cuyos apartados es la denominada 'Ley Sinde'.

   Asimismo, Vázquez ha comentado que un reciente informe de la OTAN incluye a 'Anonymous' entre una de las amenazas existentes en la actualidad contra la alianza militar, al igual que lo son Al Qaeda, los talibanes o Corea del Norte. Por su parte, Olivera ha comentado que "aún quedan muchos datos por analizar del servidor desmantelado en el domicilio de uno de ellos, así como del material incautado a los otros dos, y que es una labor muy laboriosa".

Además, ha comentado que durante la investigación se ha visto "que tenían dificultades para reunir personas y que estaban hablando de atacar bases de datos en Internet para conseguir datos". Aun así, no les consta que hayan obtenido datos personales porque los ataques que han hecho son de Denegación de Servicio.

   Vázquez también ha comentado que el perfil de estos delincuentes "es muy distinto al perfil habitual que tiene la Policía y que el número de integrantes de la red Anonymous es aleatorio y coyuntural, ya que se une el que quiere". En lo referido a los métodos que utilizaban, han concretado que también se han podido valer de redes de ordenadores 'zombies' o infectados con 'malware', desde las que "se dispondría del ancho de banda de miles de ordenadores de todo el mundo".

La Policía Nacional sobre Anonymous: "Pueden parecer trastadas de chavales pero ya es un delito"

El comisario de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT), Manuel Vázquez, de la Policía Nacional  explicó durante una rueda de prensa que estos responsables de haber dirigido ataques contra páginas web habrían realizado distintas actividades que están contempladas por el Código Penal español.

Según esplico el propio comisario en un primer momento se “planteaba problemas por la tipificación penal", pero que tras una revisión del código jurídico aprobada en diciembre, estos actos ya están considerados como delito. "A veces pueden parecer trastadas de chavales, pero esto ya es un delito".

El comisario ha explicado que la brigada de investigación tecnológica ha llegado a la conclusión que dentro de Anonymous "hay personas normales y otras más expertas que gestionan los chats y plantean las votaciones para los ataques". Las personas detenidas, identificadas como "expertos informáticos", están en el último grupo y han sido identificado como los administradores de servidores desde los que se gestionaron distintos ataques.

Manuel Vázquez ha asegurado que los detenidos no tenían Internet en su casa y ha señalado que se apropiaban de señales Wi-Fi para dificultar su rastreo. El primero de los detenidos fue un usuario de Gijón y desde allí se consiguió información para identificar a otro en Valencia y a otro en una población cercana a Barcelona.

   El comisario de la BIT ha terminado su intervención asegurando que su intención y la de la Policía es conseguir un "Internet abierto, con libertad de expresión pero combatiendo las actividades delictivas".