Los diarios de EEUU se cuelgan a la Red buscando la salvación


diarios-petitAbandonados por los lectores y anunciantes y sometidos a las exigencias del mercado, los diarios estadounidenses buscan su salvación en internet, en un principio visto como una amenaza y ahora posible salvador del sector, informa la agencia AFP.

Agencias – En el último giro de una crisis sin fin, el Philadelphia Inquirer suprimirá 68 puestos en su redacción (-17%), el Boston Globe cerrará sus tres últimas oficinas en el extranjero y el grupo Tribune (Los Angeles Times) busca una nueva dirección.

Distanciados por internet, los diarios continúan en Estados Unidos viendo un declive de sus ventas: una caída del 2,8% en el período abril-setiembre de 2006 en comparación con el año anterior, con -8% para Los Angeles Times, según la Asociación de Diarios de Estados Unidos (NAA, por sus siglas en inglés).

diariosLos últimos tiempos señalan un cambio: los diarios ‘toman la ‘web’ más en serio’ y apuestan como nunca por su existencia en línea, al saberse los grandes abastecedores de información, incluso en la ‘web’, comprueba el Project for Excellence in Journalism (PEJ) en su ‘Estado de los medios de comunicación 2007’.

‘Hace cinco años, no hubiera podido decir quién produciría la información del mañana: Google, Yahoo, Microsoft’, dijo a AFP Tom Rosenstiel, director del PEJ. ‘Hoy es probable que las redacciones de ayer sean también las del futuro’, consideró.

En 2006, los sitios de los diarios ganaron en promedio un 22% de lectores (hasta 56,4 millones), según la NAA.

De hecho, su esfuerzo en internet nunca ha sido tan intenso.

‘Yo no sé si seguiremos imprimiendo el (The New York) Times en cinco años, y ¿sabe qué? No me importa’, declaró en enero el presidente del grupo Arthur Sulzberger Jr., precisando: ‘Mi sentimiento sincero es que los periódicos (impresos) permanecerán mucho tiempo. Pero hay que prepararse también para lo contrario’.

Cada matutino tiene su estrategia.

Con dos redacciones separadas, el Washington Post ha encontrado en línea una dimensión inédita y ofrece un diario más internacional que la versión impresa.

Por el contrario, The New York Times integró sus redacciones papel y multimedia para ofrecer en internet una reproducción del diario pero más interactivo. ‘Internet refuerza la posición del Times porque hay fuentes y nosotros creemos que la gente se inclinará por nosotros, como autoridad’, dijo a AFP Vivian Schiller, responsable del sitio ‘NYTimes.com’.

En el Dallas Morning News, la revolución fue en enero de 2006. Desde entonces, la mitad de los fotógrafos se pasó al vídeo y cada día se ponen seis vídeos en línea, explicó Chris Wilkins, director adjunto de fotografía.

El ambiente en la redacción dio un giro de 180 grados: ‘Hoy muchos exigen estar formados, aprender. Se dicen ‘si no lo estoy (formado), voy a desaparecer’. Para ellos, de acá a diez años ‘el diario será un subproducto de la ‘web».

El tema de la rentabilidad sigue preocupando. Salvo excepciones, las publicaciones ofrecen acceso gratuito a lo esencial de sus servicios en internet, apostando a las ganancias publicitarias. Aunque la publicidad en línea crece (+31,5% en 2006 según la NAA), no representa más que el 5,4% de las ganancias publicitarias del diario.

‘Cada vez es más claro que la publicidad en línea no será suficiente’, afirma Rosenstiel. ‘La gran pregunta es: ¿cómo hacer internet más rentable? La salud del periodismo dependerá de la capacidad de hacer emerger un modelo económico para sostener la creatividad de las redacciones’, afirmó.

Comprar sitios ‘web’, asociarse… el futuro es incierto. La presión de Wall Steet sobre la rentabilidad de las empresas periodísticas es también discutida. Algunos, como Rosenstiel, sugieren una división de ganancias entre proveedores de acceso y diarios, como en el caso de la televisión por cable.