Los grupos de música desean un canon para la reventa en la red


Los representantes de algunos de los artistas más importantes de Reino Unido pretenden participar en los ingresos que genera la reventa de entradas por Internet en páginas como eBay, Viagoog y Seat Exchange.

Pero probablemente tengan que enfrentarse a la fuerte oposición de estos portales, uno de los cuales ha argumentado que una tasa como esa se traduciría en pagar dos veces a un artista por la misma entrada.

Los representantes, que gestionan a más de 400 intérpretes, entre los que se incluyen Robbie Williams, Artic Monkeys y Radiohead, pretenden unificar la industria musical de los directos en una nueva Sociedad de Derechos de Reventa, que regularía un mercado secundario de entradas que hasta ahora carecía de leyes.

Las entradas para los grandes eventos suelen revenderse en Internet, a menudo multiplicando el precio oficial, pero también por mucho menos de éste.

Ya había habido quejas por parte de los músicos en el pasado, aunque tendían a centrarse en la reventa de entradas de conciertos específicamente pensados para recaudar dinero para fines caritativos.

Marc Marot, consejero electo de la Sociedad de Derechos de Reventa, estima que el negocio genera unos 200 millones de libras (unos 281 millones de euros) anuales en Reino Unido.

"Las ofertas del mercado secundario de entradas beneficia a los aficionados a la música y también a la industria de los conciertos. No tiene sentido intentar criminalizarla", dijo Marot en un comunicado.

"No obstante, esto no sólo trata de auténticos problemas para la protección al consumidor, es inaceptable que ni un penique de los 200 millones de libras que se estiman ... llegue de vuelta a los que invierten en la industria de los conciertos".

"Dado que este comercio es justo para los consumidores, proponemos autorizarlo añadiendo un canon a todas las transacciones".

La Sociedad de Derechos de Reventa tiene previsto reunirse por primera vez antes que finalice el mes de enero de 2008, y desea cerrar los acuerdos con las páginas de venta de entradas en Internet a finales de marzo.

Pero los principales actores del mercado de reventa no parecen impresionados.

Eric Baker, fundador de www.viagogo.com, dijo que después de que una persona pague una entrada, la posee y puede hacer con ella lo que quiera.

"Lo que están diciendo con esto no es distinto a decir que si tienes un coche Ford usado deberías pagarle a Ford un canon cuando lo vendas", declaró a Reuters.

"Si quiero revender un libro de Harry Potter, ¿tengo que pagar a J.K. Rowling dos veces?", apostilló.