Los humanos somos animales de costumbres, según un estudio de móviles


Un equipo de investigadores que ha estudiado a 100.000 personas a través de las señales de sus teléfonos móviles ha confirmado que la mayoría de los seres humanos son, sin duda, animales de costumbres.

La mayoría de nosotros va a trabajar, a clase y de vuelta a casa siguiendo patrones sorprendentemente predecibles, algo que según los investigadores podría resultar útil en la planificación urbana y en la preparación de emergencias.

Los científicos utilizaron datos de una operadora móvil europea, recogidos por motivos operacionales y de facturación. "Contienen la fecha, la hora y las coordenadas de la torre de telefonía que dirige la comunicación para cada llamada telefónica o mensaje de texto enviado o recibido por 6 millones de clientes", escribieron.

El estudio se hizo entre 100.000 de esos usuarios, que permanecieron en el anonimato. Los viajes de más de 1.000 kilómetros no se incluyeron. Las conclusiones directas del estudio son, que a pesar de la diversidad de la historia de los viajes, los humanos siguen patrones simples y reproducibles