Los smartphones lowcost ganan terreno en el mercado.


image

Se acabaron los teléfonos básicos con apenas prestaciones salvo las llamadas telefónicas.  Hoy los consumidores no están dispuestos a renunciar a algunas de las prestaciones que consideran imprescindibles en su vida digital aun cuando se trate de móviles económicos o de gama baja..

Asha, la línea económica de teléfonos inteligentes de Nokia, está superando en ventas a su teléfono premium, el Lumia que opera con Windows, por dos a uno.

Los resultados trimestrales de la firma, publicados el jueves, revelaron que el número total de aparatos Asha y Lumia vendidos en los últimos tres meses de 2012 fue 14 millones, de los cuales sólo 4,4 millones fueron Lumias.

También ha habido rumores de que Apple pudiera ofrecer un modelo de iPhone de menor precio, aunque el fabricante lo haya negado rotundamente.

"Pronosticamos que para 2016, 31% de todo el mercado global de celulares será de teléfonos inteligentes de gama baja", dijo a la BBC Ian Fogg, principal analista de IHS.

"Un teléfono inteligente de nivel básico es muy distinto de uno de gama alta", expresó.

"Los dispositivos más pequeños y más baratos tienen procesadores de hace dos o tres años, tienen pantallas chicas de baja resolución y cámaras más débiles. Todos dan acceso al correo electrónico e internet, pero los juegos y la navegación son una experiencia mucho mejor en los teléfonos de gama alta".

Algunos fabricantes están recurriendo al lanzamiento de terminales bajo Android con versiones antiguas del sistema (2.1…) operativo que no exigen hardware de última generación. Aunque estos equipos nunca podrán actualizarse a las versiones más modernas, los consumidores aprecian su capacidad de acceso a Internet, las redes sociales y un interfaz táctil que representa una “revolución” frente a los viejos teléfonos.

Sin embargo, la diferencia en el costo para el consumidor es significativa: en Reino Unido un teléfono inteligente básico puede costar sólo US$48, precisó, mientras que el iPhone 5 se vende actualmente por US$853 en el sitio de Apple en internet.

Teléfonos Premium

"Apple mantiene su vigencia en el segmento premium del mercado", afirmó Fogg.

"¿Pueden seguir obteniendo ganancias y éxitos al estar en una pequeña parte del mercado de teléfonos celulares o necesitan ser un actor más grande para obtener las figuras económicas correctas?".

Según los analistas de ComScore, para fines de 2012 sólo 28% de los dueños de teléfonos inteligentes en Reino Unido tenían iPhones.

"Apple fabrica productos de alta calidad, no hace productos baratos", agregó Fogg.

"Eso no descarta que Apple pueda crear un iPhone más barato que mantenga componentes de alta calidad. Observe la gama del iPod: comenzaron con un producto de precio premium, después agregaron el mini, el nano, el shuffle; toda una gama de productos con diferentes precios".

Fogg puntualizó que en este momento existen variaciones del iPhone 4, 4S y 5 a distintos precios.

"Su estrategia ha sido reutilizar modelos de la generación previa en lugar de construir uno nuevo", explicó.

"Estoy seguro que Apple está evaluando esa estrategia. ¿Es mejor usar un diseño probado y confiable que saben fabricar y que el consumidor entiende, o es mejor diseñar un nuevo modelo que dé con el precio?".

"Creo que Apple debería ser más agresivo con su gama de teléfonos inteligentes", sentenció Fogg.

"Me parece que la estrategia que han tenido de reutilizar modelos de años anteriores ha sido muy astuta, pero también hay una oportunidad de diseñar un nuevo producto que dé con el precio bajo".

En el CES (Consumer Electronics Show) que se lleva a cabo este mes en Las Vegas, el fabricante chino de teléfonos ZTE anunció planes para lanzar este año en Europa un teléfono inteligente de gama baja que funcione con el software operativo Firefox de Mozilla.

Recientemente, también el operador Orange anunció un nuevo tipo de terminales de bajo coste que contarán con un software de navegación desarrollado conjuntamente con Baidu para el mercado africano.

Son móviles, en principio para países emergentes pero muestran una tendencia en el mercado de satisfacer las peticiones del consumidor con equipos que les permitan seguir conectados a Internet sin que por ello tengan que desembolsar cantidades de dinero fuera de su alcance.