Los videojuegos online podrían salvar de los piratas al sector


what img 1Expandirse a los mundos virtuales en los que avatares electrónicos combaten contra bestias mitológicas podría ofrecer a los editores de videojuegos una oportunidad única de combatir la piratería, especialmente en Asia, donde el formato está ganando popularidad.

El jueves, la industria del videojuego se reunió en Leipzig, durante la mayor convención europea del sector, para atormentar a sus 200.000 visitantes con un adelanto de las próximas novedades, que incluyen una selección de nuevos MMOs -siglas en inglés de Juegos Multijugador en Red.

Los jugadores suelen tener que comprar el programa para jugar al juego, un modelo de negocio que invita a los contrabandistas a interrumpir el proceso, de tal forma que los editores trabajan cada vez más en una fórmula que permita distribuir el software de forma gratuita.

En lugar de obligar a pagar 150 euros para comprar un abono perpetuo al mundo virtual de «El Señor de los Anillos Online: Sombras de Angmar», por ejemplo, las compañías cobrarían sólo por la mejora de prestaciones cada vez que un jugador quiere actualizar a su alter-ego digital.

Entre bastidores, el presidente de Ubisoft, Yves Guillemot, se mostró entusiasmado con las expectativas del género, particularmente con esta nueva forma de «MMO-pluma» para los jugadores más ávidos. «Todos ellos tienen capacidad para hacerlo, y si quieren progresar puedes venderles (mejoras)», explicó a Reuters.

Compañías chinas como CDC y Shanda han ayudado a desarrollar este lucrativo modelo con los juegos Yulong y Legend of Mir II, en 2005.

Electronic Arts explicó que los modelo basados en la venta de mejoras era ciertamente la mejor estrategia para Asia, donde el mercado del juego online facturaba más de 3.000 millones de dólares (unos 2.215 millones de euros) y no hay prácticamente demanda de juegos protegidos debido a la proliferación de copias ilegales. «Tenemos a mucha gente jugando pero a nadie pagando. Los juegos online echan a los piratas fuera del negocio», opinó Gerhard Florin, director general de las ediciones internacionales de la mayor empresa de videojuegos del mundo.