Microsoft “abandonará” Internet Explorer


Microsoft prepara el “fin” de los Internet Explorers antiguos

No, no es que en Redmond se hayan vuelto locos y en la nueva estrategia impulsada por el nuevo CEO  que busca reducir gastos hayan decidido dejar de desarrollar su navegador estrella… sencillamente van a mejorarlo sustancialmente y cambiarle el nombre.

 

s casi dos décadas de historia de uno de los navegadores de internet más conocidos de la industria, Microsoft está pensando en cambiarle el nombre a Internet Explorer, lo que marcaría el final de una era en el mundo de la computación.

En una charla en el foro Reddit, Microsoft confesó que para la versión 11 de su navegador, se piensa abandonar el nombre de un producto recientemente asociado con "mala navegación", pero que ayudó a miles de internautas a introducirse a la red por primera vez.

La pregunta es: ¿Por qué Microsoft abandonaría un nombre tan bien filtrado en nuestras mentes?

Si bien es cierto que ‘Internet Explorer’ es un título bien conocido, éste, con el crecimiento de otras herramientas como Google Chrome o Firefox, comenzó un estrepitoso declive en su uso y percepción por parte de los internautas debido a que su tecnología fue empeorando a medida que pasaban los años.

Durante gran parte de la primera década del siglo XXI, los internautas que, literalmente, ‘crecieron’ con Internet Explorer, comenzaron a evolucionar a la par de internet mismo, lo que los llevó a conocer otras alternativas mucho más atractivas para navegar en la red.

Poco a poco, el nombre que Microsoft podría reemplazar se fue asociando a una navegación lenta y a un mal funcionamiento plagado de mensajes de error, avisos de privacidad y obstáculos de navegación.

En 2013, Microsoft, consciente de la situación de su navegador, lanzó una campaña publicitaria que le recordó a los usuarios que, después de todo, Internet Explorer es la plataforma que les enseñó a navegar por la web, y que por eso, no debería dejar de usarse en favor a las propuestas de Google o Mozilla.

Así pues, mientras Internet Explorer pierde hegemonía desde 2009, otros navegadores como Google Chrome iniciaron una rápida expansión en el mercado, según datos de la firma de análisis StatCounter.

Pero, ¿Internet Explorer es tan malo?

La respuesta puede ser polarizante, pero en síntesis, no, no es malo. El declive en su uso se debe más bien a que otros navegadores ofrecen soluciones más fáciles de entender que Internet Explorer, lo que vuelve a Opera, Chrome, Safari y Mozilla algo más atractivo para un número mayor de internautas.

Además, es necesario tomar en cuenta que la navegación web está cada vez más presente en dispositivos móviles iOS (con Opera) y Android (con Chrome), lo que complica cada vez más la presencia de Internet Explorer en el tercer competidor de la industria móvil: Windows Phone.

A pesar de todo, parece que Microsoft le apostará más a mejorar su navegador que a abandonar el bien posicionado nombre de Internet Explorer pues, después de todo, esa marca está ya tan tatuada en nuestros cerebros que sería un error comercial descartarla del todo.

Sólo el tiempo dirá qué destino decide Redmond para la aplicación que catapultó la navegación web a finales de los años 90.