Microsoft analiza la actitud de los padres europeos hacia los hábitos de juego de sus hijos


El estudio "Juega de manera inteligente. Juega de manera segura" revela que aunque el 70% de los padres se preocupan cada vez más por el contenido de los juegos, sólo el 50% controla el número de horas que sus hijos dedican a los videojuegos.

7 de cada 10 padres europeos reconocen estar cada vez más implicados en el contenido de los videojuegos que sus hijos utilizan, según el estudio Play Smart, Play Safe, elaborado por la consultora Edelman para Microsoft. Según estos datos, el 70% de los padres afirma que cada vez se preocupa más del contenido de los videojuegos para sus hijos, y su opinión es la más influyente a la hora de comprar un juego en el 66% de los casos. Además, prácticamente la totalidad de los padres (96%) conoce los códigos de clasificación por edades de los videojuegos.

Sin embargo, a pesar de que la mayoría de padres cree que el tiempo de juego no debería superar una hora al día, el 50% reconoce no limitar el número de horas que sus hijos dedican diariamente a los videojuegos. Además, en el 64% de los hogares europeos los hijos juegan la mayoría del tiempo sin los padres.

El estudio independiente se enmarca dentro del programa europeo de educación Play Smart, Play Safe ("Juega de manera inteligente. Juega de manera segura") desarrollado por Microsoft con el fin de que padres y partes implicadas en la educación infantil y juvenil cuenten con la mejor información para garantizar que sus hijos vivan una experiencia divertida, segura y equilibrada a la hora de jugar con videojuegos.

A través de una encuesta realizada entre 4.000 padres del Reino Unido, Francia, Alemania e Italia, el estudio revela la actitud general de los padres hacia los videojuegos. A la hora de elegir qué juegos son más apropiados para los hijos, la opinión de los padres es más influyente en el 66% de los casos, frente a la de los hijos, en un 21%. Del mismo modo, un 21% de los padres encuestados afirma guiarse por las compañías fabricantes de juegos y un 18% afirma tener en cuenta la opinión del Gobierno y las instituciones públicas a la hora de escoger los juegos de sus hijos.

CONTENIDOS Y TIEMPO DE JUEGO, UNA PREOCUPACIÓN GENERAL

Tal y como revela el estudio, dos de los aspectos que más interesan a los padres son el número de horas invertidas jugando y el contenido de los juegos.

" Así, siete de diez padres encuestados (71%) comparten la preocupación por el contenido de los videojuegos. Los padres italianos (83%) y los padres británicos (76%) son quienes más preocupación muestran en este ámbito.

" La mayoría de los padres (60%) afirma tener suficiente información acerca del funcionamiento de los juegos para consola y los sistemas operativos disponibles para controlar el acceso de juego de sus hijos. Sin embargo, tan sólo la mitad controla el tiempo de juego de sus hijos.

" El estudio también demuestra que la mayor parte de los padres tienen una opinión firme sobre el tiempo que deberían pasar sus hijos jugando: la opinión más común es que este tiempo no debería exceder la hora diaria.

" Tres cuartas partes de los padres encuestados acogería con agrado un software o dispositivo integrado en la consola con el fin de controlar el tiempo de juego de sus hijos, como el recién incorporado Family Timer de Xbox 360.

En cuanto a los diferentes hábitos de acceso a los juegos, la mayoría de los padres encuestados afirmaron que:

" La mayoría de los videojuegos se juega en un entorno controlable y seguro que permite que el niño juegue por su cuenta (64%).

" Los videojuegos también son consideradas plataformas de ocio sociales para la mayoría de los niños, un tercio de este público juega con sus amigos (32%) y con su familia (32%).

En línea con los resultados del estudio, Microsoft ha desarrollado el nuevo control parental Family Timer que permitirá a los padres decidir el número de horas que sus hijos pueden jugar con Xbox 360 a diario y semanalmente.