Microsoft denuncia a Google ante la Comisión Europea


Microsoft ha intensificado su rivalidad con Google presentando una queja formal ante la Comisión Europea en la que alega que Google impide la competencia en los sistemas búsquedas de Internet.

Es la primera vez que Microsoft, casi siempre objetivo de la acción antimonopolio en Estados Unidos y Europa, ha presentado una queja ante autoridades reguladoras sobre las cuestiones de competencia.

En su denuncia, Microsoft afirma que Google practica un "patrón de medidas" que impiden la competencia leal, dando numerosos ejemplos de lo que cree que son actos contrarios a la competencia.

"Lamentablemente, Google ha emprendido un modelo de comportamiento cada vez más amplio que consiste en bloquear el acceso a contenidos y datos que los rivales necesitan para proporcionar resultados de búsquedas a los consumidores y para atraer a los anunciantes', ha señalado Smith, que recuerda que su rival controla el 95% del mercado en Europa.

En concreto, Microsoft se queja de que Google dificulta el acceso a los buscadores rivales a los videos de YouTube desde que compró esta compañía en 2006. 'Sin un acceso adecuado a YouTube, Bing y otros buscadores no pueden competir con Google en igualdad de condiciones', lamenta el representante de la empresa de Redmond. Además, Google impide a los móviles que funcionan con Windows Phones operar adecuadamente con YouTube, algo que sí permite a los que utilizan su sistema operativo Android o a los iPhones.

En tercer lugar, Microsoft denuncia que Google, con su proyecto 'Google Books' intenta bloquear el acceso a libros digitalizados cuyos propietarios de derechos no han sido localizados (libros huérfanos). Critica además que el buscador incluso restringe a sus clientes, los anunciantes, el acceso a sus propios datos, lo que dificulta que puedan cambiar a sus competidores.

Google además obliga por contrato a los principales sitios webs en Europa a no incluir casillas de búsqueda de buscadores rivales, sólo la suya propia, según Microsoft.

Finalmente, la empresa de Bill Gates asegura que Google discrimina a otros buscadores haciendo que les resulte más caro colocar anuncios en un lugar destacado.

La comisión ya investiga a Google

El vicepresidente de la Comisión, Joaquín Almunia, lanzó en noviembre del año pasado una investigación contra Google por posible abuso de posición dominante tras recibir las quejas de varias pequeñas empresas de servicios de búsqueda en Internet. Microsoft pretende ahora sumarse a este caso

Google controla más del 90 por ciento del mercado de publicidad búsquedas en Internet en Europa, muy por delante de rivales como el servicio Bing de Microsoft, que está luchando por abrirse camino en la cuota de mercado de Google.

[tags]Microsoft,Google[/tags]