Microsoft empieza a actualizar los “Windows 7” con “Windows Phone 7.8”


 

lumia900

Windows Phone 7.8 ha comenzado a llegar a los 'smartphones' con sistema móvil de Microsoft que no cuentan con Windows Phone 8. La actualización, que se producirá de forma escalonada, se ha iniciado en los Nokia Lumia 800 de algunos países. En el caso de España, Nokia ha confirmado que las operadoras ya tienen a su disposición la actualización, que están adaptando para lanzar a lo largo del próximo mes de enero.

   Las características y necesidades de Windows Phone 8 obligaron a Microsoft a decantarse por no actualizar los 'smartphones' Windows Phone 7 lanzados hasta el momento. La compañía decidió que dichos terminales no cumplían las necesidades técnicas para conseguir un rendimiento óptimo de su nuevo sistema, por lo que no recibirían la actualización. En su lugar, Microsoft anunció Windows Phone 7.8.

   Se trata de una versión intermedia que integra algunas de las novedades de Windows Phone 8, pero adaptadas para el potencial de los terminales que ya estaban en el mercado. Sobre su fecha de lanzamiento, Microsoft anunció que se produciría a finales de este año y principios del próximo. Cumpliendo dichos plazos, Windows Phone 7.8 comienza a llegar a los primeros terminales.

   En concreto los usuarios con un Nokia Lumia 800 son los primeros que reciben Windows Phone 7.8, según informan en la edición holandesa de WPCentral. Al parecer, se han identificado los primeros mensajes de actualización disponible en los equipos de Nokia de dicho país. De esa forma, el despliegue de Windows Phone 8 se produciría en los plazos fijados con antelación.

   Entre las novedades de Windows Phone 7.8, Microsoft ha introducido el nuevo sistema de interfaz, en el que el tamaño de los iconos de las aplicaciones es variable, mejoras en las opciones para compartir y también novedades en la aplicación de cámara.

   En el caso de España, Nokia ha confirmado que las principales operadoras del país ya disponen de Windows Phone 7.8. En estos momentos las compañías tienen que adaptar el sistema para comenzar la actualización en los equipos que se han comercializado. Se espera que a principios de enero el proceso esté listo y los usuarios españoles puedan comenzar a recibir la ansiada actualización.