Microsoft suspende un plan para ofrecer TV por Internet


MicrosoftTV

Microsoft ha congelado las negociaciones con grupos mediáticos para lanzar un servicio de programas de televisión y películas a través de Internet, según personas familiarizadas con las negociaciones.

El gigante tecnológico ha estado en intensas conversaciones con posibles socios de programación durante más de un año y esperaba anunciar el servicio en los próximos meses.

Pero se echó atrás después de decidir que los costes de licencias eran demasiado altos para el modelo de negocio que Microsoft imaginaba, indicaron a las fuentes.

«Construyeron Microsoft TV, nos hicieron una demostración, solicitaron tarifas pero luego dijeron: ‘Ohh!, es caro'», dijo un alto directivo de una empresa mediática implicada en el proceso.

Las primeras versiones del sistema de televisión de Microsoft incluían una serie de aplicaciones avanzadas, como cambio de canales con control de voz y de movimiento.

Al igual que Netflix, el servicio de Microsoft también hubiera permitido a los usuarios la opción de pagar una cuota mensual por un paquete de programación diferente al de las compañías de cable o de televisión por satélite.

Pero a diferencia de Netflix, Microsoft tenía la esperanza de poder ofrecer los espectáculos que están ahora en emisión y programas en directo, una propuesta con un coste mucho más alto.

Microsoft sigue trabajando estrechamente con el negocio de televisión para distribuir programas a través de Internet, pero en lugar de intentar que los consumidores reemplacen sus paquetes de televisión por cable se está centrando en ofrecer contenidos a través de su consola Xbox.

En la Feria de Electrónica de Consumo (CES, en sus siglas en inglés) de esta semana, por ejemplo, Microsoft y News Corp anunciaron un acuerdo que permitirá a Fox Broadcast, Fox News, ING y The Wall Street Journal ofrecer aplicaciones en su servicio Xbox Live.

Fuentes de compañías de mediáticas señalaron además que si bien las conversaciones se han enfriado, siguen teniendo ciertas esperanzas de que la compañía tecnológica vuelva a sentarse a la mesa.

Mientras Microsoft se aleja de sus ambiciones originales, Google, Amazon.com y otros siguen intentando desenmarañar el ecosistema de televisión por cable de Estados Unidos, un negocio de 100.000 millones de dólares dominado por distribuidores como Comcast, DirecTV Group y generadores de contenidos como Walt Disney y Time Warner.

El éxito de Netflix ha dejado a la industria del cable en conflicto. Mientras que los fabricantes de programas dan la bienvenida a los grandes cheques que ofrecen sus socios de vídeos en línea, también temen que a la larga los servicios menos caros de vídeo a través de Internet canibalicen las suscripciones de televisión por cable, que generan la mayoría de sus ingresos y ganancias.

Para evitar ese resultado, los programadores, bajo extrema presión de sus socios de distribución de televisión por cable y por satélite, han solicitado costosos compromisos a largo plazo.

[tags]microsoft,tv[/tags]