Nike y Apple comienzan a trabajar en nueva generación de pulseras y relojes “wearebles”


fuelband

Las dos empresas se encuentran desarrollando nuevos equipos basados en el sistema Nike+ y enfocados principalmente en medir la actividad física de los usuarios.

 

Apple ya se encuentra trabajando en lo que será su próximo equipo "vestible", aunque esta vez no de manera independiente, sino que de la mano de la empresa deportiva Nike y en base a su serie Nike+.

Según reveló su CEO Mark Parker, en una entrevista con el medio Bloomberg News, esta cooperación le permitirá a las compañías "hacer cosas juntos, que tecnológicamente no podrían lograr por separado".

Hasta el momento se desconoce cuál será la línea de trabajo directa que tendrán ambas compañías y cuáles podrían ser los productos involucrados en el proyecto. Sin embargo, se espera que estos dispositivos tengan relación, evidentemente, con los medidores de actividad física de la firma deportiva.

Nike comenzó su experiencia en el área en 2006, con la presentación de sus primeros equipos "vestibles": un sistema que permitían conectar las zapatillas de la marca con los dispositivos iPod. Posteriormente, la empresa presentó ya para 2012 su primera FuelBand, capaz de medir desde la muñeca los datos físicos del usuario. Un modelo que fue actualizando con el paso de los años hasta la actualidad.

Con esta nueva estrategia, Nike espera expandir sus equipos a un nuevo público más adepto a Apple, para alcanzar, en sus expectativas, saltar desde los 25 millones de clientes hasta los cientos de millones de usuarios de equipos funcionales con Nike+.