Olvídate de Oculus Rift, Google tiene sus propias gafas de realidad virtual y cuestan 20 dólares


 

Google-Cardboard

El Cardboard es la apuesta de Google en el campo de la realidad virtual o aumentada: se trata de una iniciativa que apunta a abaratar costos y que consiste sencillamente en un dispositivo hecho de cartón al que se le adiciona un teléfono inteligente con Android.

La estructura de cartón sirve para sostener el smartphone a unos 4 centímetros de los ojos, y restringir el resto del campo visual. En la pantalla, las imágenes aparecen duplicadas, pero al estar tan cerca de nuestros ojos, se transforman en una sola imagen tridimensional. El sensor espacial del móvil permite al software conocer cuándo y en qué dirección el usuario mueve la cabeza para ajustar la imagen de acuerdo al movimiento. Este anteojo de cartón cuesta menos de 20 dólares y los planos para crearlos se pueden incluso descargar e imprimir para hacerlos a mano.

En julio 2014, Facebook, compró por 2.000 millones de dólares, a Oculus Rift, una pequeña compañía especializada en equipos de realidad aumentada. El precio pagado sorprendió a muchos en Wall Street, que no entendían que una compañía relativamente nueva, especializada en una tecnología experimental, pudiera costar tanto dinero.

Sin embargo, para quienes entienden el negocio de Facebook no hubo tal sorpresa. Si la red social es ya adictiva para billones de usuarios, imaginen un futuro donde visitar Facebook sea una experiencia completamente realista. Estos mundos virtuales serán la cuna de nuevas industrias que crearán productos virtuales, surgirán nuevas fuentes de trabajo y las posibilidades de ocio serán casi infinitas.

https://developers.google.com/cardboard/