Orange abandona Holanda


El grupo francés de telecomunicaciones vende a Deutsche Telekom las filiales holandesas de Internet y móviles

Agencias –La operadora alemana Deutsche Telekom ha reforzado su filial holandesa T-Mobile Netherlands con la adquisición de las divisiones de móviles e Internet de France Télécom (Orange) en aquel país. La operación, valorada en 1.300 millones de euros, ya ha sido aprobada por la Comisión Europea.

Deutsche Telekom prevé ahorrar 1.000 millones de euros con estas adquisiciones, la mitad de ellos en los seis primeros años, gracias a la integración de las redes de telecomunicaciones y la reducción de gastos de mercadotecnia.

Orange, marca con la que opera France Télécom, y T-Mobile suman en Holanda 4,8 millones de clientes de telefonía móvil.

La filial de la operadora alemana es la tercera compañía de telefonía móvil en Holanda, donde tuvo el pasado año una facturación de 1.100 millones de euros, mientras que Orange es la cuarta con un volumen de negocios de 600 millones de euros y más de dos millones de clientes.