Pinch, una herramienta que permite crear troyanos a la carta


Esta herramienta, descubierta por PandaLabs, se vende en varios foros online y permite a los ciber-delincuentes crear todo tipo de troyanos, desde downloader hasta ladrones de contraseñas, de una manera sencilla

PandaLabs ha descubierto Pinch, una herramienta que se vende en varios foros online y que está diseñada para crear troyanos. Esta herramienta, permitirá a los ciber-delincuentes definir todas y cada una de las acciones maliciosas que deberá llevar a cabo el troyano.

Una de las principales funcionalidades de Pinch es la que permite decir al troyano qué datos debe robar en los ordenadores que infecte. Así, una de sus pestañas, llamada PWD permite seleccionar el tipo de contraseñas con los que debe hacerse el troyano que van desde passwords del correo electrónico hasta los guardados por las herramientas del sistema. Además, se puede ordenar al troyano que cifre esa información cuando la envíe, de modo que nadie más pueda leerla.

La pestaña SPY permite al ciber-delincuente convertir su troyano en un keylogger, de modo que pueda capturar las pulsaciones del teclado. También, permite diseñarlo para que realice capturas de pantalla del ordenador infectado, robe datos del explorador o busque determinados ficheros en el sistema de la víctima.

La funcionalidad llamada NET, permite al creador utilizar Pinch para convertir el ordenador infectado en un Proxy, de modo que pueda utilizarlo para realizar operaciones maliciosas o delictivas sin dejar un rastro propio en la red. Además, desde aquí el ciber-delincuente podrá convertir su creación en un downloader, ordenándola que descargue otros ejecutables en los sistemas comprometidos.

La opción BD, permite especificar los puertos que se abrirán en el ordenador comprometido, dotando así de funcionalidades backdoor al troyano. La función ETC, por su parte, permite ocultar al troyano mediante técnicas como el uso de rootkits.

Otra de las funcionalidades más peligrosas de Pinch es la que se encuentra bajo la pestaña WORM. Ésta permitirá al creador añadir funcionalidades de gusano a su creación, de modo que pueda propagarse por sus propios medios, infectando otros ficheros o, incluso, distribuyéndose a sí mismo mediante el envío de correos electrónicos.

Pinch presenta otras opciones como la de convertir las máquinas infectadas en un ordenador zombie, empaquetar el troyano para dificultar su detección u ordenarle que termine con ciertos procesos del sistema, especialmente, los correspondientes a las soluciones de seguridad.

Por último, esta herramienta también permite definir el modo del retorno de los datos, es decir, cómo debe el troyano mandar a su creador los datos que robe. Pinch da tres opciones: el ciber-delincuente puede recibir los datos vía SMTP, por http o, simplemente, puede ordenar al troyano que deje los datos en un archivo en la máquina infectada para recuperarlos más tarde a través de un puerto abierto por el propio troyano.

Pinch viene acompañado por un parser, un programa que permite descifrar los informes creados por el troyano con los datos que roba y realizar búsquedas dentro de ellos, de manera que al ciber-delincuente le sea más sencillo dar con los datos rentables.