Problemas con la fabricación de la nueva pantalla podría retrasar salida del iPhone 6


iphone-6-the-telegraph-01

Hace un par de semanas, un reporte fijó el próximo 9 de septiembre como la fecha de estreno en público del nuevo iPhone, referido en filtraciones como el "iPhone 6"y que estaría disponible en dos versiones, de 4,7 y 5,5 pulgadas.

Sin embargo, la producción de pantallas del smartphone se habría visto interrumpida por la necesidad de una revisión y rediseño en la retroiluminación del display. Esto podría retrasar el lanzamiento o afectar la cantidad de equipos disponible al momento de llegar a tiendas.

De acuerdo a Reuters, dos fuentes de la compañía encargada de la pantalla afirman que Apple, en busca del dispositivo más fino posible, quería inicialmente una única capa de película de retroiluminación, en lugar de las dos habituales.

Esto tanto para la pantalla de 4,7 pulgadas, que comenzó su producción a gran escala antes de la versión de 5,5 pulgadas.

Sin embargo, la nueva configuración no era lo suficientemente brillante y la luz volvió al área de diseño con el objetivo de insertar una capa extra. Esto ha demorado el proceso de ensamblaje.

Japan Display, Sharp y la surcoreana LG Display han sido las compañías elegidas para fabricar las pantallas, pero sus representantes, así como los de Apple, rechazaron comentar la situación.

Hace algunas semanas, Apple pidió a los fabricantes de componentes que estén preparados para fabricar un total de hasta 120 millones de iPhones, los cuales podrían tener una pantalla de zafiro.