Pulseras inteligentes: La revolución del deporte (y la salud) en la muñeca


SmartBand_negra_low

Han pasado pocos días desde que comenzó el 2014, pero ya sabemos que será el año de los dispositivos ‘weareables’, es decir, los ‘gadgets’ que se visten. Desde finales del año pasado hemos podido ver las distintas apuestas de las marcas por este tipo de aparatos.

 

Así, hemos visto a Sony patentar una peluca inteligente o a Apple hacer lo propio con unas gafas inteligentes, al rebufo deGoogle y sus Google Glass.

Pero parece que ahora las grandes marcas de tecnología quieren competir con productos que sean cómodos de llevar y sobre todo útiles. Así, durante las presentaciones de la actual edición del Consumer Electronic Show (CES), que está teniendo lugar en Las Vegas, empresas como LG, Sony y Garmin han presentado sus pulseras inteligentes, una mezcla de ‘smartwatch’ y monitores de actividad física.

La primera de estas ‘smartbands’ es la LifeBand Touch de LG. Esta pulsera inteligente funciona como un reloj inteligente y como pulsera de deporte, según ha indicado la web Technosamigos.com. Gracias a sus sensores de altura y a su giroscopio incorporado, la LifeBand Touch permite guardar un registro de la actividad física del usuario, además de controlar las funciones del móvil como examinar las notificaciones, pasar a la canción siguiente de la lista de reproducción e incluso silenciar las llamadas en las situaciones en que no se pueda descolgar el ‘smartphone’. Todo esto es posible por su pantalla táctil que, a base de deslizar el dedo por encima de la pulsera, permite explorar todos los menús del teléfono.

LG Lifeband Touch

La empresa japonesa Sony no ha querido quedarse atrás y también ha presentado su propia pulsera, llamada Sony SmartBand. Como viene siendo común en los últimos dispositivos de la marca, se trata de un ‘gadget’ totalmente resistente al agua. Como la pulsera de LG, la Sony SmartBand permite la monitorización a tiempo real del ejercicio realizado por su portador, que podrá comprobar en la aplicación LifeLog. Aunque no tiene funciones de ‘smartwatch’, la pulsera vibrará cuando el teléfono al que esté asociado reciba alguna notificación y se podrá pasar de una canción a otra con un click, según han especificado en el blog de Sony. Lo que hace realmente diferente a esta pulsera inteligente es que la pulsera en sí será una mera carcasa, ya que el ‘cerebro’ de la SmartBand se encuentra en el SonyCore, un dispositivo desmontable que enlazará con el teléfono inteligente.

sony-smartband

SmartBand_negra_low

También Garmin, la compañía desarrolladora de sistemas de navegación GPS para uso civil ha mostrado su pulsera inteligente Vivofit. Con este aparato en la muñeca, el usuario podrá comprobar la distancia recorrida e incluso las calorías quemadas a lo largo del día. Al contrario que la de Sony, esta pulsera sí muestra la hora.

La Vivofit permite ajustar los niveles de actividad a lo largo del día y, cuando detecte que el usuario está quito en horas que debería estar haciendo ejercicio, se llenará una barra roja que sólo se irá al empezar a andar. También tiene un modo de suspensión para la noche que monitoriza la calidad del sueño. Como se indica en la web de Garmin, se trata de un ‘gadget’ sumergible a 50 metros que, a diferencia de sus competidores, funciona a pilas, que pueden durar hasta un año. Los portadores podrán comprobar su nivel de actividad física en la ‘app’ Garmin Conect, donde podrán ver un ranking de quién de sus amigos es el que más deporte practica y competir con ellos.

garmin-vivofit

La última en sumarse a esta nueva moda de los dispositivos que se visten ha sido la empresa francesa  Netamono  que ha desarrollado una pulsera pensada especialmente para el verano. Hablamos de June, un brazalete capaz de entregar información sobre la radiación UV a sus usuarios y pensado especialmente para que puedan protegerse del sol según su tipo de piel.

Netamono

Este equipo consiste en un sensor de radiación disfrazado de una capa dorada, de metal o platino creada por la casa de diseño Louis Vuitton y la estilista Camille Toupet. Además, dentro de sus características, cuenta con la capacidad de sincronizarse con equipos iOS de Apple para medir la exposición solar en la que se encuentran los usuarios.

Gracias a esta aplicación, las personas pueden captar a qué nivel de radiación UV se encuentran para recibir sugerencia sobre la vestimenta que deberían tener. Es decir, si debería estar utilizando un gorro, unos lentes de sol o algún tipo de bloqueador, según donde se encuentre.

Si bien este equipo llama la atención más que nada por su diseño, que puede pasar además de broche a brazalete, no cuenta con una pantalla propia y debe ser utilizado en todo momento junto a sus aplicación para iOS. Además su juego tampoco le juega a favor, alcanzando los $ 99 dólares para su primera generación.

Todas estas nuevas pulseras inteligentes parece que darán su servicio a los usuarios de tecnología más deportistas, aunque aún habrá que esperar para conocer las fechas de lanzamiento y su precio de salida.